Una Secretaria Muy Atenta 1

Nos encontramos en verano, la escuela acaba de terminar y los chicos se han graduado con éxito, Juan y Marcos salen con el mismo grupo de amigos donde Marcos es el líder, es uno de los chicos más ricos de la ciudad y podia haber estudiado en la escuela mas elitista del pais pero sus padres consideraban que le vendria bien mezclarse con chicos de clase social mas bajo para que no viviera pensando que todo el mundo tenia una vida tan comoda como la suya.

Siempre organiza mega-fiestas en su casa, cambia coche cada mes, y sale con tantas chicas como quiere ya que ninguna se le resiste. Por esta razon todos los chavales incluidos sus amigos le envidian pero al menos pueden disfrutar de su amistad y de lo que conlleva ser amigo de un chaval con tanto dinero.

Juan por su parte ni siquiera tiene coche, es un chico gentil, muy inteligente, pero cada vez que el esta interesado en una chica inevitablemente Marcos la hace suya delante de sus narices, Juan tiene muchas cualidades pero ninguna puede competir con la cualidad mas importante de Marcos, su cuenta bancaria. Juan sufre mucho por esta situación pero él sabe que sus padres aunque gozan de un estatus economico bueno no pueden compararse con los de Marcos; entonces decide conseguir un trabajo como camarero para poder pagarse aunque sea un coche usado, comprado a plazos.

Débora es una hermosa mujer de 43 años, con piernas delgadas, un culo perfecto, una larga melena, unos preciosos ojos verdes y sobretodo lo que mas destaca de ella a primera vista unas tetas muy grandes y firmes.

Ella es ama de casa, nunca ha trabajado fuera del hogar y por ello no conoce a mucha gente ni tiene muchas amigas, a demas  su hijo Juan practicamente tampoco invita mucha gente a casa ni tampoco su esposo asi que su circulo social es bastante limitado.

Juan desde que comenzó a ganar un poco de dinero como camarero, cambió su estilo de vida, ahora tiene un pequeño coche de segunda mano todo suyo, sale casi todas las noches con su grupo de amigos mientras antes no podía hacerlo ya que como mucho podia permitirse salir un dia a la semana, de esta manera él piensa que puede tener más posibilidades de salir con una chica de su grupo de la que lleva meses enamorado.

El unico problema es que ahora tiene menos tiempo para estudiar para el examen de ingreso en la universidad y él sabe que ese examen es muy importante para su futuro ya que si no pasa el test de ingreso tendrà que continuar haciendo un trabajo modesto como camarero.

Sus padres saben que para él es muy importante trabajar como camarero ya que aquel salario le permite pagarse el coche y salir con sus amigos, pero consiguen convencer a Juan para dejar su trabajo y de ese modo dedicar mas tiempo a estudiar.

Esteban tiene una idea, el puede pedir a su jefe Pedro que contrate Débora como empleada,de esa manera con dos salarios pueden pagar las cuotas del auto de su hijo y el no tendra que sacrificar su vida social para estudiar.

Cuando Pedro recibe la solicitud de Esteban la observa con atencion pero al darse cuenta de que Debora nunca ha trabajado en su vida y no tiene ninguna experiencia le contesta que no tiene ningún interés en contratarla.

Pedro le comunica a Esteban que lo siente pero que logicamente y mucho mas en estos tiempos de crisis con tanta gente preparada buscando trabajo no puede contratar a una persona sin ningun tipo de preparacion ni experiencia laboral.

Esteban le dice a su jefe que siente escuchar eso pero lo comprende, su esposa Debora esta en la oficina asi que aunque no vaya a contratarla Esteban insiste en presentarsela a su jefe, tan pronto como ella entra en su oficina al verla Pedro cambio inmediatamente de opinion, Debora se presenta y le agradece el empleo, su esposo le comunica que por desgracia Pedro no va a contratarla pero este le dice que lo ha pensado mejor, que por los años de trabajo que Esteban le ha dedicado a la empresa y por ser un buen empleado le va a hacer ese favor y contratara a Debora como su secretaria personal a partir del día siguiente , poco despues Esteban y su esposa salen de la multinacional con el contrato ya firmado.

Los padres llegan a casa felices y pronto le cuentan a su hijo la buena noticia, Juan no tendrá que devolver el coche, con el salario de su madre (bastante más alto que el salario de su padre) lo puede tener y ademas puede salir con sus amigos sin problemas.

Juan se alegra muchisimo ya que podra llevar la misma vida que hasta ahora pero con la comodidad de no tener que ir a trabajar al bar donde estaba como camarero.

Esteban tambien esta feliz, pero no termina de explicarse el repentino cambio de opinion de su jefe y mucho menos por qué su mujer sin ninguna experiencia ganara bastante mas que él, por su parte Debora está encantada,puede finalmente salir de casa y ver caras distintas, despues de tantos años haciendo lo mismo estaba cansada de tener una vida monótona y aburrida.

Al día siguiente, el primer día de trabajo de Débora se viste como suele estar en casa, pantalones cómodos, zapatos deportivos y un suéter.

Cuando Pedro la ve la llama a su oficina para discutir en privado sus funciones.

(Pedro) “Bien, Debora, sientate que tenemos que discutir algo, quiero ser honesto contigo, lo mejor es que sepas la razón real por la qué te contraté, nunca has hecho nada, no tienes experiencia laboral y tampoco tienes estudios superiores, por lo que nadie te iba a ofrecer un empleo, esto debes tenerlo bien claro en tu mente. Ahora trabajas aquí por que yo he querido, pero no porque sienta compasión por su hijo, ni porque su esposo haya sido un gran empleado sino porque necesito una secretaria bonita que me acompañe en mis compromisos de trabajo, Por lo tanto no tienes ninguna tarea en particular, sólo tienes que sonreir  y tráerme café, nada más.

 

Como ves te pido muy poco por el alto salario que vas a recibir por eso precisamente solo te exijo una cosa, quiero que te vistas apropiadamente, con minifalda, medias de rejilla a  la vista, lencería sexy, tacones de aguja, blusa desabrochada con un gran escote, bien maquillada y bien perfumada. ¿Entendido? “

(Debora) “¿Cómo se atreve a proponerme una cosa así? Soy una madre de familia, desvergonzado, no soy ninguna chica florero y mucho menos voy a pasearme por aqui como si fuera una conejita de Playboy. No tengo absolutamente ninguna intención de hacer lo que me pide.! “

(Pedro) “Ten mucho cuidado y recuerda que tu esposo trabaja para mí, supongo que puedes renunciar a tu sueldo, pero no creo que podais renunciar tambien al de tu marido. Me has decepcionado, te he ofrecído una oportunidad de oro, un gran salario practicamente por no hacer nada, algo por lo que mucha gente mataria hoy dia, pero como quieras, ahora puedes irte.”

Debora se va enojada, todavía no puede creerse lo que Pedro le ha propuesto, cuando llega a casa dispuesta a contarlo se encuentra con su marido y su hijo que habían preparado todo para celebrar su nuevo contrato: aperitivos, vino espumoso, música, etc.

Cuando entra en casa ambos la abrazan, ella no tiene el coraje de decir la verdad.

Se pasan toda la tarde celebrandolo, Esteban imagina todo lo que podran hacer con dos salarios, Juan por su parte es muy feliz con que su madre traiga a casa un sueldo tan bueno, ahora no sólo él puede fácilmente pagar todas las cuotas del coche, tambien puede salir con sus amigos, invitar a la chica que le gusta tanto a salir y muchas otras cosas que antes ni podia permitirse.

Ella no sabe qué decir, le parece vivir en una pesadilla, sabe que la felicidad de su familia depende de ella y sabe que tendrá que pedir a Pedro perdon y pedirle que la vuelva a contratar, esa noche no consigue dormir.

A la mañana siguiente decide irse a trabajar con su marido, y se presenta en la oficina de Pedro.

(Debora) “Buenos días. Anoche pensé en su propuesta y decidí aceptarla. Ayer me quedé perpleja, me disculpo por la reacción “

(Pedro) “No es tan fácil,ahora ya estamos haciendo otras entrevistas, la oferta era sólo para ayer, tenías que haberlo pensado mejor “

(Debora) “No, por favor, necesito este trabajo, voy a hacer lo que me dijo, lo prometo”

(Pedro) “Oh, sin duda de que así será, pero ponte en mis zapatos, ¿cómo puedo confiar en una persona así? Ofrezco un trabajo seguro y bien remunerado y así me das las gracias? Después de firmar el contrato, ¿cómo puedo estar seguro de que vas a hacer lo que dices? “

(Debora) “Lo juro, voy a hacer lo que quiere, este trabajo es muy importante para mí y mi familia “

(Pedro) “Su exabrupto ayer me puso de mal humor; incluso si cambio de opinión, el acuerdo cambiaría, le ofrezco el mismo trabajo, pero la mitad del dinero. ¿Acepta? “

(Debora) “Se lo ruego, mi familia ha efectuado gastos que dependen de ese sueldo, la felicidad de mi hijo y su futuro esta en juego, por favor, necesitamos la misma cantidad de dinero… estaría dispuesta a hacer otras cosas, si solo me dice … ”

(Pedro) “¿Qué quiere decir con otras cosas? ¿Me estás diciendo que si le garantizo la misma cantidad de dinero, también aceptaría otras condiciones? ¿Es eso lo que me estás diciendo? “

(Debora) “Oh Dios, no sé qué más me puede pedir, pero necesito este trabajo, por favor”

(Pedro) “Está bien, el contrato aún está aquí, en mi escritorio, sólo falta mi firma, dame una razón para firmar “

(Debora) “¿Qué significa eso? ¿Qué debo hacer? “

(Pedro) “Sorprendeme”

(Debora) “Oh Dios, yo no lo sé ¿hago café?, eso me dijo ayer, que yo solo debería traerle el café”

(Pedro) “No sólo el café, la verdad”

(Debora) “Ah … ¿tambien tengo que sonreír?”

(Pedro) “Por supuesto, tienes que estar  siempre sonriente. Pero no, eso no es “

(Debora) “¿Qué más? ¿Tengo que vestir sexy, como dijo ayer? Está bien, lo haré, a partir de mañana voy a venir vestida como usted dijo, lo juro “

(Pedro) “¿Vas a venir aquí, con tu esposo presente, vestida como una secretaria sexy?”

(Debora) “Sí, si eso es lo que quiere para que firmemos el contrato otra vez”

(Pedro) “Quiero una demostracion, ahora”

(Debora) “¿Ahora? Pero no llevo ropa sexy, ahora. Tengo un suéter y una falda larga “

(Pedro) “Quítate las bragas, quiero verlas aquí en mi escritorio y firmas el contrato de inmediato”

(Debora) “¿QUE? ¿Me pide que me quite la ropa interior y la deje en su escritorio? He entendido bien? “

(Pedro) “Entendiste muy bien. Y hazlo deprisa, no tenemos mucho tiempo “

 

(Debora) “Pero, ¿qué se cree usted, yo no soy una puta, no pienso…”

(Pedro) “Entiendo, no siga hablando,no tengo mas tiempo que perder, ya esta todo dicho, puede irse “

En cuestion de segundos Debora piensa en la situacion, en lo que supondria no firmar en su contrato, en la posibilidad de que Pedro despidiera tambien a Esteban, en todo lo que aquello supondria…

(Debora) “No, espere, ahora mismo me las quito, esta bien, pero eso sera todo “

(Pedro) “Bien hecho. Ahora ponte de espaldas, quiero ver tu culito. Bien. Sube lentamente tu falda “

(Debora) “Pero lo que me está haciendo hacer…Esto es vergonzoso”

(Pedro) “¿Quieres trabajar? Pues haz lo que digo, no lo repetire mas veces, sube tu falda… elevala aun mas…”

(Debora) “¿Por qué me hace esto? Es humillante, mi culo està casi al descubierto, si levanto la falda otros cinco centímetros se me vera el pubis”

(Pedro) “Jajaja, el pubis, que fina eres, exactamente. Ahora sabes que tipo de faldas tienes que usar  aquí”

(Debora) “¿Qué está diciendo? Yo no puedo venir a trabajar vestida de esa manera, ¿que diré a mi marido? ¿Y a mi hijo?, cuando me vean salir de casa vestida de esa manera “

(Pedro) “Cuenta la verdad, que te vistes así por qué es como tienes que vestir para ganarte el salario, un salario muy generoso por otra parte, ahora eres mi secretaria, recuerda los zapatos de tacón alto, las medias a la vista y blusas desabrochadas, tus pechos tienen que estar siempre a la vista “

(Debora) “Pero yo no poseo ese tipo de ropa”

(Pedro) “Ahora tienes suficiente dinero para comprarla, ¿no crees? Ahora vete, tengo que trabajar. Hasta mañana”

 

Pedro saca el contrato del cajon, lo firma, hace firmar a Debora y esta se baja la falda y sale de su oficina todavía aturdida.

En vez de ir a casa, va de compras a las boutiques del centro, si tiene que vestir como una secretaria sexy quiere hacerlo con ropa con clase.

Se siente humillada cuando los dependientes de las tiendas la ven elegir ropas tan obscenas para una mujer mayor de 40 años.

Después de comprar docenas de mini-faldas, medias de diversos tipos, blusas, ropa interior sexy y tacones altos vuelve a su casa con el corazon lleno de pena.

Al día siguiente, Juan se levanta temprano, tiene que estudiar para el examen y se va a la cocina a desayunar. Después llega su padre, que tiene unos cuantos minutos para desayunar antes de ir a trabajar.

(Juan) “Buenos dias ¿Mamá todavía no baja? A ver si va a  llegar tarde el primer día de trabajo, eh “

(Esteban) “Hola Juan. Tu madre ha descansado poco y mal, tal vez este un poco nerviosa, no ha trabajado nunca y para ella esto es una expriencia nueva, en este momento está acabando de prepararse, ella ya sabe que no debe llegar tarde”

Mientras tanto Debora acaba de terminar de tomar una ducha y temblorosa comienza a vestirse como le ordeno su nuevo jefe, bragas, sujetador y medias de encaje.

Todas las faldas que compró son pequeñas, tiene que tener mucho cuidado cuando se mueve y cómo se sienta sino quiere mostrar sus bragas, se pone una negra que mas parece un cinturon que una falda, es muy muy cortita y apretada; una blusa blanca muy estrecha, con el primer botón desabrochado.

Tacones negros y un lápiz labial rojo intenso,cuando se mira en el espejo se siente fatal, se ve como una puta, ella nunca se había vestido de esa manera si siquiera cuando era joven, se siente completamente incómoda pero debe aparentar normalidad sobre todo en presencia de su marido y de su hijo, debe hacerlo por su familia ,su salario es demasiado conveniente para abandonar y ademas supone que el salario que va a recibir por vestir asi y sonreir no esta tan mal despues de todo

Cuando Juan y Esteban oyen el sonido de tacones acercarse hasta la cocina se sorprenden, no recuerdan la ultima vez que Debora se puso tacones, cuando ven la figura de Debora entrar en la cocina vestida así, tan sexy, casi escandalosa, quedan con los ojos abiertos como platos.

(Juan) “Hola, mamá. Pero … ¿vas a trabajar vestida así? “

(Debora) “¿Por qué?, ¿qué pasa? Ahora soy la secretaria del jefe, represento la imagen de la empresa: en la pratica, soy como una tarjeta comercial”

(Esteban) “¿Qué significa eso? ¿Qué tienes que hacer exactamente? entendi que eras sólo una secretaria como cualquier otra “

(Debora) “No, no  soy sólo una secretaria, querido. Es complicado “

(Esteban) “Ummm … no entiendo, creo que hablaré con el jefe. ¿Pero estas ropas? Nunca te había visto así”

(Debora) “Esta es mi nueva manera de vestir, ayer salí de compras, después de firmar el contrato, ahora gano bastante dinero, y puedo gastar un poco en mi, ¿verdad?, bueno vamonos no se nos haga tarde”

Terminado el desayuno, despues de un incómodo silencio, Esteban y Debora se van a trabajar, mientras que Juan observa a su madre con mucha preocupación, el la ve caminando con dificultad sobre aquellos zapatos de tacón alto y a cada paso sus enormes tetas casi se salen de la blusa ademas, se ve claramente que debajo de la falda lleva medias de rejilla.

Una vez en la oficina, Debora se presenta inmediatamente a su nuevo jefe para mostrarle cómo està vestida y él la recibe con gran satisfacción.

(Pedro) “Hola Debora, muy bien, ahora estas vestida como debes, este es tu uniforme, traeme un café y luego vete a tu lugar a esperar nuevas instrucciones”

Debora va a la máquina de café al mismo tiempo que su marido entra en la oficina del jefe.

(Esteban) “Buenos días, Pedro yo quería saludarle y pedir aclaraciones sobre el nuevo trabajo de mi esposa, le pregunté si podía contratarla pero no me refería…, no sabia que ella iba a trabajar vestida así todos los dias en la oficina”

(Pedro) “¿Qué pasa, no te alegra que tu esposa tenga ahora un buen trabajo con un buen sueldo, no te parecen buenas condiciones?”

(Esteban) “Sí, por supuesto que estoy feliz, pero …”

(Pedro) “Espera, ahora mismo ella ha ido a por un café. ¿Quieres uno?”

(Esteban) “No, muchas gracias”

En ese momento llega Debora con café, contoneándose sobre los tacones altos, le entrega la taza al jefe y está a punto de irse cuando él le dice que se detenga y mientras mira su escote con su marido sentado en frente de él, Pedro dice:

(Pedro) “Debora, ¿estas feliz de estar trabajando para mí? ¿estas satisfecha del trabajo que te ofrezco, y del sueldo que percibes? “

(Debora) “Oh, sí, estoy muy feliz, gracias. Fue muy generoso al ofrecerme este trabajo”

(Pedro) “Oh, estoy seguro de que te ganaras con creces tu salario, ahora te puedes ir y tu Esteban puedes volver a tu oficina, que tengais un buen día “

Esteban se va mientras ve con fastidio a su esposa que balancea su trasero frente a su jefe que nunca pierde la oportunidad de darle un vistazo a su escote y a su culo.

Durante varios días el tiempo en la oficina pasa así, con Esteban enojado al ver a su mujer siempre sonriente mientras que el jefe se toma más y más confianza con ella, casi siempre almuerzan juntos, él aparece con ella ante toda la junta directiva como si ella fuera su trofeo.

Mientras tanto, Marcos se convirtió en el ejecutivo más joven de la empresa “que fortuna ser el hijo del presidente”.

Esto hace que sea aún más arrogante y presuntuoso cuando sale con todos sus amigos los cuales apenas tienen un trabajo modesto como el que tenia Juan, esa misma noche Juan tenía una cita con la chica de la que llevaba tiempo enamorado, se va a la casa de ella y ve el nuevo coche de Marcos aparcado cerca de la casa de la joven.

Entiende al instante lo que ha pasado y enojado toma una piedra  puntiaguda del suelo y rompe todo el techo de lona del descapotable de Marcos pensando que Marcos nunca va a imaginar quien podia haber sido, se va a casa abatido sin saber que a través de la ventana de la casa de la chica, Marcos vio la escena perfectamente.

Al día siguiente, en la empresa, Marcos tiene su primer día de trabajo  y se reúne con su padre y con todos los directivos en la sala de reuniones, cuando ve a su padre acompañado por esa secretaria hermosa y curvilínea descubre que ella es la madre de Juan, su colega, el idiota que la noche anterior arruinó su coche. Él decide vengarse y después de la reunión habla con su padre.

(Marcos): “Papá, he visto que tienes una hermosa secretaria, felicitaciones, mira yo quería preguntarte … ¿Como gerente junior, puedo tener yo una secretaria? ”

(Pedro) “Jajaja, claro hijo, como quieras”

(Marcos) “Um.. para ser honesto, me gustaría que tu secretaria…”

(Pedro) “¿Qué? Pero ¿por qué ella? ¿No te gustaría una chica más joven, de tu edad? “

(Marcos) “No, la verdad es que me gusta ella, si para ti no es un problema”

(Pedro) “Claro que es un problema, hace solo unos dias que la habia elegido para mi… pero si insistes, le diré que se cambie a tu oficina, yo me buscare otra”

Marco se ríe burlonamente, es una oportunidad demasiado buena para tomar represalias contra su rival en el amor, tomar a su madre como secretaria, parece que el destino le sonrie.

Cuando el jefe le dice a Debora que a partir de ese momento no seria su secretaria y pasaria a serlo de otro de los ejecutivos ella se queda perpleja pero feliz, porque su nuevo jefe està en el piso de arriba, de esta manera ella y su marido estarian en lugares distintos y tener que ponerse ropa tan atrevida y actuar de manera sexy no le sera tan bochornoso, ademas quien sabe, tal vez su nuevo jefe no le pida ese tipo de cosas.

Al presentarse en la oficina de Marcos, no esperaba encontrar  un jefe tan joven.

(Debora) “Hola, soy Debora, su nueva secretaria”

(Marcos) “Y yo soy Marcos, tu nuevo jefe, puedes tutearme sin problemas, ya que vamos a trabajar juntos”.

(Debora) “Está bien, aunque sinceramente se me hace un poco incómodo trabajar para una persona que podría tener la edad de mi hijo,  estoy a su completa disposición y haré todo lo que me pida, ya que no tengo experiencia en este trabajo “

(Marcos) “¿A mi disposición, dices?, bueno, estaba buscando una secretaria como tu. ¿Qué ropa interior llevas puesto ahora mismo? “

(Debora) “¿Ropa interior? Pero, ¿creo que no entiendo lo que…? ”

(Marcos) “Tu mismo has dicho que vas a hacer todo lo que te pido, ¿no? entonces responde. Quieres ganarte tu salario, ¿verdad? “

(Debora) “Si ,si, quiero, claro pero es que no entiendo que tiene que ver mi ropa interior con…”

 

(Marcos) “ Tu no tienes nada que entender, yo soy tu jefe, tu mi empleada, yo te hago una pregunta y tu respondes, es asi de facil, no hace falta tener experiencia para entenderlo.”

 

(Debora)”Es que me da vergüenza, este no es un tema que se trate con extraños y mucho menos con un muchacho tan joven “

(Marcos) “Yo no soy un chico joven, soy  tu jefe, ¿sabes? Y ahora respondeme “

(Debora) “Bueno … en este momento llevo un tanga de encaje rojo y un sostén de encaje en el mismo color”

(Marcos) “Wow, menos mal que estàbas avergonzada por la pregunta y reulta que vienes a trabajar en tanga, déjame verlo, vamos”

(Debora) “¿Verlo? ¿crees que voy a levantar mi falda delante de ti? “

(Marco) “Tu haras lo que yo te diga, mi padre es el señor Pedro, ya me hablo de tu entrevista de trabajo asi que no te hagas la estrecha, ademas no quiero que te levantes la falda, quiero ver tu tanga de cerca, quitatelo y damelo ahora mismo”

Debora esta muerta de verguenza, su nuevo jefe es el hijo de Pedro y por lo que esta escuchando es igual de cerdo que su padre, por otro lado tampoco tiene muchas alternativas.

(Debora) “Pero como? No, no puedo, no puedo…”

(Marcos) “Quitalo, ahora. O tu carrera termina aqui antes de empezar “

(Debora) “No no, por favor, voy a quitarme mi tanga de inmediato, ahora mismo se lo doy”

 

Debora mete sus manos por debajo de su mini falda y muerta de verguenza se baja su ropa interior para entregarsela a su nuevo jefe.

(Marcos) “Hmm, Tiene un bueno olor, ¿sabes? Creo que me lo voy a quedar “

(Debora) “¿Qué significa esto? ¿No ves que llevo una falda muy corta? , ya estoy lo bastante avergonzada de vestirme de esta manera por orden de tu padre, a cada paso que doy se puede ver el borde de las medias y cuando me siento y cruzo las piernas mis bragas estan a la vista de todos, ahora no puedo ir sin bragas, todo el mundo se daría cuenta que no llevo nada debajo de la falda”

(Marcos) “Tú eres mi secretaria, ¿verdad? bueno, de ahora en adelante, tu no va a usar bragas nunca más; tiene que presentarte aquí siempre con el coño al aire. ¿Entendido? Si no te gusta lo dices de inmediato y llamo a personal para rescindir tu contrato “

(Debora) “Oh Dios, lo que me estás pidiendo … ok, acepto, a partir de ahora no usaré bragas nunca mas,  espero que no me vayas a pedir otras cosas asì”

(Marcos) “Pero dilo, quiero escucharte decirlo para que yo entienda que todo queda claro, di que a partir de ahora vendras con el coño al aire”

Debora mirando al suelo con la cabeza gacha lo repite

(Debora) “Vendre a trabajar todos los dias con el coño al aire”

(Marcos) “Recuerda que aquì yo establezco las reglas, si todavía quieres este trabajo, tienes que hacer todo lo que yo te digo, ¿estamos de acuerdo? Repite”

(Debora) “Sí, sí, voy a hacer todo lo que me pidas. ¿Ahora puedo ir a mi escritorio? “

(Marcos) “Claro, ahora puedes ir y cuando camines mueve ese precioso culo que tienes, todo el mundo debe desearlo, jajaja “

Una lágrima cae por la mejilla de Debora, nunca habría podido imaginar que su nuevo jefe habría sido aún más sádico que el anterior. Pero ese trabajo es muy importante para ella, y haría cualquier cosa para mantenerlo.

Desde ese día, Debora va a trabajar con su marido sin ropa interior hasta que Esteban, mientras ella entra en el coche una mañana se da cuenta que debajo la minifalda su mujer no lleva nada.

(Esteban) “¿Qué estás haciendo! No sólo te vistes de una manera escandalosa, ¿ahora ya ni siquiera te pones bragas? No sé lo que te pasó y no se que me estás escondiendo pero de ahora en adelante se acabo el trabajar. Vuelvas a casa, para ser una ama de casa como antes”

(Debora) “¿Cómo te atreves a darme órdenes? ahora yo gano mucho más que tu y no tienes absolutamente ningun derecho a decirme lo que debo o no debo hacer, voy a trabajar vestida como me da la gana, si no quieres verme vestida de esa manera quedate tu en casa, por lo menos mientras mi salario sea mas alto que el tuyo.

Esta conversación se prolonga hasta que llegan a la empresa, donde los dos están separados, cada uno en su propia oficina.

Debora esta muy triste, no sólo se ve obligada a humillarse de esa forma sino que también debe sentirse ofendida por su marido.

Durante toda la mañana responde distraìda a su jefe, solo puede pensar en la pelea con su esposo Esteban.

Después que Marcos la haya llamado varias veces sin respuesta, el dice

(Marcos) “Debora, llevas toda la mañana distraìda, y en consecuencia ralentizas mi activitad, hazme un café y después concentrate, ¿ok?”

Debora hace el café y cuando trae la taza a su jefe debido a su nerviosismo y consecuente falta de atencion tropieza y la taza de cafe se vierte por completo sobre los pantalones de Marcos.

(Marcos) “¿Qué coño estás haciendo?, ¿viste la que has liado?”

(Debora) “Disculpa, lo siento muchisimo, tengo la cabeza en otra parte esta mañana, ahora lo limpio de inmediato”

(Marcos) “Limpialo inmediatamente,  en veinte minutos tengo una reunión muy importante y no puedo presentarme asi”

(Debora) “Quitate los pantalones y lavare la mancha”

(Marcos) “¡Uf, esta bien, mira, me has mojado por todas partes, incluso mis calzoncillos estan completamente empapados.”

(Debora) “Lo siento mucho Marcos”

(Marcos) “Con sentirlo no es suficiente, me has puesto perdido de cafe y encima estaba ardiendo, limpiame tambien los calzoncillos”

(Debora) “Está bien, quíteselos tambien, vere que puedo hacer”

(Marcos) “Ayudame a quitarme la ropa, ponte de rodillas delante de mí y tira mientras desabrocho el cinturon”

(Debora) “Lo siento mucho, se lo aseguro”

(Marco) “Mira, mira lo que has hecho, me he quemado casi hasta la polla, tenia que ponerte en la calle ahora mismo, solo estas aqui para traerme un cafe y encima lo haces mal”

(Debora) “No, por favor, perdóname, no lo hice a propósito”

(Marco) “Mira lo que has hecho, tengo la polla roja, me has quemado con el puto cafe hasta las pelotas, ya que estás de rodillas delante de mí hazme una mamada, asi ignorare este desastre y podras mantener tu puesto de trabajo”

 

Al oir eso Debora se levanto de inmediato…

(Debora) “Como te atreves maldito cerdo, te denunciare, ¿quien te crees que soy?

(Marcos) “Jajaja, el otro dia cuando me diste tu tanga para mantener tu puesto de trabajo dejaste muy claro quien eres”

 

(Debora) “Ahora mismo voy a denunciarle, voy a comunicarselo al presidente”

(Marcos) “Jajaja, y ¿que crees que te dira?, el presidente es mi padre, ¿por que crees que te contrato?, si vas a llorarle a su oficina seguramente te pida que le hagas una mamada a el primero, jajaja”

(Debora) “Ire a la policia cabron”

(Marcos) “¿A la policia?, con que pruebas, sera tu palabra contra la mia, veo que no quieres hacer lo que te digo, estas despedida.”

 

Debora penso en las palabras de Marcos, estaba claro que tenia razon en lo de su padre y probablemente tambien en lo de la policia, no tenia pruebas, ademas volvio a pensar en lo que supondria perder su empleo.

(Debora) “No, por favor, no puedes despedirme, olvidare lo que me ha dicho y haremos como que aqui no ha pasado nada, voy a limpiar su pantalon y luego…”

 

 

(Marcos) “Yo no pienso olvidar nada, y si quieres conservar tu trabajo te le digo por última vez, ponte de rodillas y hazme una buena mamada con esa boca cachonda que tienes o no sólo tu sino tambien tu marido sera despedido. ¿Entendiste perra? “

(Debora) “No puedes hacer eso”

 

(Marcos) “Puedo hacer lo que me salga de los cojones, tu tienes un contrato de prueba, digo que no estoy contento con tu trabajo y a la puta calle y si hablo con mi padre tambien despedira a tu marido, habra que indemnizarle por los años trabajados pero no sera mucho dinero y ademas a su edad y tal y como esta la cosa ¿crees que le sera facil encontrar otro trabajo tambien pagado?”

El cerebro de Debora funcionaba a toda velocidad, no sabia como se habia podido meter en esa sutuacion, como su vida habia pegado ese giro y como su alegria por salir de casa y trabajar se estaba convirtiendo en pesadilla, pero nuevamente ese chaval tenia razon, ahora no solo estaba en juego su trabajo sino el de su esposo, ¿que pasaria si se iban los 2 a la calle?.

(Debora) “Por favor, no, no lo hagas, te la chupare pero por favor que nunca nadie se entere de esto”

 

Debora habia hablado sin pensar, no habia querido decir eso en realidad pero sabia que la unica alternativa era que su familia acabara en la calle.

La pesadilla en que su vida se habia convertido con Pedro no habia terminado y de hecho ahora esta sumida en una aún más grande con Marcos pero no ve otra opción que hacer una mamada a su jefe si no quiere perder el trabajo.

Se arrodilla ante él y este simple gesto es suficiente para que la polla de Marcos se ponga dura de golpe a sabiendas de lo que esta por venir.

(Marcos) “Agarramela, veras que dura esta”

Marcos no se lo tuvo que repetir otra vez y Debora llevó su mano hasta la polla y la agarró, para cubrirla entera necesitaría las dos manos, en su vida solo había visto de cerca un par de pollas anteriores a la de su marido, el miembro de Marcos estaba muy duro y caliente.

Por instinto, Debora empezó a mover su mano arriba y abajo, Marcos estaba en la gloria mirando como la madre de Juan le estaba haciendo una paja y sonrió al pensar que haría su hijo si viera lo que estaba pasando, así aprenderá a no destrozar los coches ajenos pensó para si.

(Marcos) “Ahora metetela en la boca”

Marcos sintió el aliento de Debora sobre su polla cuando ella se metió la gorda cabezota de su polla en la boca, Debora recorrió el glande de Marcos con la lengua, mientras agarraba ahora la polla por la base, con las dos manos.

(Marcos) “Ummm, que boquita”

Marcos con los ojos entornados gozaba del espectáculo, no solo estaba recibiendo una mamada sino que se la estaba chupando la madre de Juan, el tipo que le había jodido el coche.

La boca de Debora chupaba y sorbía la punta de la polla mientras al tiempo su mano subía y bajaba a lo largo del duro tronco, Marcos gemía cada vez más fuerte.

Marcos saco la polla de la boca de Debora y la golpeo en las mejillas.

(Marcos) “No seas glotona y chupame un rato las pelotas, aun no quiero correrme y si sigues chupandola a si voy a tardar poco”

 

Debora con lagrimas en los ojos se centro en las pelotas de su jefe, las lamió, chupo y mordisqueo durante varios minutos hasta que Marcos dijo.

“Ahora quiero que te la tragues entera”

 

(Debora) “Nose si podré”

 

(Marcos) “Si yo digo que te la tragues entera, tu te la tragas entera y punto”

Debora  con las dos manos apoyadas en el suelo acerco su boca a la polla de Marcos y poco a poco se la fue metiendo en la boca, primero el glande, luego un poco mas, un poco mas, hasta que la punta de la polla de Marcos rozo la campanilla de Debora, aun faltaban unos pocos centimetros y su boca ya estaba llena.

Marcos al ver que Debora ya no tragaba mas aprovecho para aferrarle la cabeza con ambas manos y empujarle la polla hasta el fondo de la garganta al tiempo que comenzo a follarle la boca con furia.

Debora comenzo a tener arcadas y trato de moverse hacia atras pero le fue imposible, Marcos la tenia bien agarrada, creia que se iba a ahogar pero pronto la gargnta de Debora se acostumbro a la polla que la invadia.

Marcos empezo a insultarla con tono cada vez más vulgar.

(Marcos) “Sigue asì, chupa mi polla, ahora este es tu nuevo trabajo ¿Entiendes perra? contestame ¿cuál es tu trabajo a partir de este momento”?

Marcos le saco la polla de la boca a Debora, ella tosio y se recupero de la follada a la que habia sido sometida su boca pero no respondio, Marcos golpeo con fuerza con su polla la cara de Debora y dijo

(Marcos) “Tu trabajo es chupar mi polla cada mañana, repitelo o a la calle”

 

Llegados a ese punto Debora solo podia obedecer, despues de haberle chupado la polla a Marcos no podia permitirse perder su trabajo por no decir lo que el quisiera que dijera.

(Debora) “Chupar tu polla. De ahora en adelante, mi trabajo sera hacerte una mamada cada mañana”

(Marcos) “Así es, perra. Eres mi secretaria cachonda, ¿verdad? “

(Debora) “Sí, soy su secretaria puta”

 

(Marcos) “Jajaja, veo que lo vas entendiendo”

El efecto de la mamada y la conversación extremadamente excitante conducen Marcos hasta casi al orgasmo, vuelve a meter su polla en la calida boca de Debora que continua mamando sin rechistar.

A los poco segundos Marcos se empezó a poner tenso y a gemir entrecortadamente, poco antes de correrse aprieta la cabeza de ella aún más fuerte contra su polla, pronto un espasmo, dos, tres, cada espasmo era un chorro de leche que Marcos lanzaba dentro de la boca de la madre de Juan a la que obliga a beberse toda su leche.

Una vez terminado de descargar todo su esperma en su garganta, le dice

(Marcos) “Muy bien, zorra, ahora limpia mis pantalones, que tengo que ir a la reunión”

Antes de que Debora se levante del suelo Marcos le agarra las tetas y una vez en pie la da un buen azote en el culo y la dice…

(Marcos) “Tienes un físico de autentico puton, cuando regrese de la reunión te voy a follar a base de bien,  como mereces, ahora eres mi perra, a mi completa disposicion. ¿Entendiste? “

(Debora) “¿Como?, no pienso repetir esto, pense que habiamos acordado que solo seria esta vez”

(Marcos) “¿Solo una vez?, jajaja, me la chuparas siempre que quiera si es que quieres mantener tu puesto de trabajo y mas vale que seas tan buena follando como mamando, de eso depende tu empleo”

 

Eso habia llegado demasiado lejos, Debora no estaba dispuesta a convertirse en la puta de aquel muchacho a tiempo completo, su familia y ella saldrian adelante pero eso era demasiado, estaba dispuesta a salir del despacho pero…

(Marcos) “Ademas ya no solo depende tu puesto de trabajo y el de tu esposo”

 

(Debora) “¿Que quieres decir?”

 

(Marcos) “Hace 2 años hubo unos robos en la empresa, se instalaron camaras en los despachos de direccion que es donde estan las cosas mas importantes, solo mi padre tiene acceso a esas grabaciones y logicamente solo las visiona en caso de que haya algun problema, que te pareceria si ademas de despedirte a ti y a tu esposo colgamos en la red de la empresa lo que acaba de pasar en este despacho, quien sabe incluso podia haber algun error y que se colgaran en internet”

El panico se apodero de Debora

(Debora) “Si eso pasa todo el mundo sabra que me chantajeaste, que me obligaste”

 

(Marcos) “Me temo que las grabaciones son solo de video, no de audio, en ellas solo se vera como te pones de rodillas y comienzas a comerte la polla de tu jefe, ¿que diria tu esposo?,ahora te lo dire otra vez cuando regrese de la reunión te voy a follar a base de bien,  como mereces, ahora eres mi perra, a mi completa disposicion. ¿Entendiste? “

Abatida y desconsolada, Debora estaba atrapada…

(Debora) “Sí, soy tu perra y puedes follarme cada vez que quieras”

(Marcos) “Eso esta mejor, veo que ya nos vamos entendiendo, cuando vuelva quiero que ya estes lista y en pelotas para hacer tu trabajo”

 

(Debora) “Pero…y si entra alguien y me ve aqui desnuda”

(Marcos) “Tranquila que cerrare con llave, nadie va a entrar aqui, ademas tampoco nadie te va a echar en falta, total solo estas aqui para traerme el cafe, chupar y follar”.

Debora tuvo tiempo para pensar durante el tiempo que duro la reunion de Marcos pero para su desgracia no se le ocurria nada que pudiera sacarla de aquella situacion, solo le quedaba resignarse ante lo inebitable, se iba a convertir en la puta de su jefe.

Cuando Marcos volvio de su reunion se encontro a su secretaria desnuda en su despacho como el le habia ordenado, si Debora tenia un gran cuerpo vestida aun era mejor desnuda, con 2 tetas bastante grandes y firmes para su edad y un coño con una fina linea de pelo.

(Marcos) “Sientate en la mesa y abre las piernas que quiero probar ese coñito”

Debora obedecía sin rechistar, se sentó en el borde de la mesa de su jefe mientras el se inclinaba entre sus piernas y apoyaba su boca sobre su clítoris comenzando a mordisquearlo con delicadeza, la lengua de Marcos dibujaba círculos mientras Debora se agarraba con fuerza al borde de la mesa y miraba fijamente al techo de la oficina.

Marcos llevo sus manos hacia arriba agarrando sus tetas y apretando sus pezones, comenzó a tirar de ellos con fuerza y rápidamente se pusieron duros al mismo tiempo que su lengua penetraba mas hondo en el interior de Debora.

(Marcos) “Voy a hacer que te corras secretaria putilla”

Marcos seguía trabajando el coño de Debora sin descanso no solo con su lengua sino también con sus manos introduciendo dentro de ella un par de dedos y moviéndolos por dentro.

Debora estaba a punto de correrse, Marcos le trabajaba el coño con maestría y por mucho que intentara evitarlo estaba a punto de explotar, lo hizo mordiéndose los labios hasta casi hacerse sangre, no quería darle a su jefe la satisfacción del orgasmo.

(Marcos) “Ahora ponte a cuatro patas sobre la alfombra que te voy a follar como a las perras y pideme que te folle”

Debora obedeció pero no le pidió a Marcos que la follara.

(Marcos) “Pideme que te folle o levanto las persianas y abro la puerta para que toda la oficina te pueda ver desnuda y a cuatro patas en la oficina”

Debora muerta de miedo ante aquello…

(Debora) “Por favor jefe, follame, metemela”

(Marcos) “Ahora mismo putita”

Marcos se desnudo de cintura para abajo y se puso detrás de Debora

(Debora) “Por favor ponte condon”

(Marcos) “Jajaja, de eso nada, yo a las putas me las follo a pelo”

Debora pudo notar como su polla se apoyaba sobre su culo y como Marcos buscaba la entrada de su coñito, al momento empezó a abrirse camino dentro de ella, primero lentamente y con delicadeza pero no tardo mucho en clavársela hasta el fondo haciendo que Debora emitiera un grito ante la fuerte embestida que la pillo por sorpresa.

Marcos le hacía un mete saca lleno de energía y vigor propio de su juventud

(Marcos) “UFFF, menudo coñito, lo voy a usar a diario”

Al mismo tiempo que decía aquellas palabras no paraba de embestir salvajemente sacando su polla casi por completo para luego agarrando con fuerza las caderas de Debora volvérsela a incrustar hasta lo mas hondo.

Las sacudidas eran brutales y las grandes tetas de la pobre secretaria se agitaban con violencia adelante y atrás al ritmo de la penetración.

Marcos comenzó a darle azotes en el culo

(Marcos) “Yo se que te gusta esto putilla, se que te gusta saber que un jovencito te esta dando caña, te la voy a meter también por el culo”

(Debora) “No por favor, por lo que mas quieras, por el culo no”

(Marcos) “Jajaja, esta bien, seré un buen jefe y hoy no te daré por el culo”

Marcos empezó a embestir con toda la fuerza que le era posible, Debora solo pensaba en la posibilidad de que alguien entrara por sorpresa en el despacho y les pillara allí follando como perros, la polla de Marcos partía en dos a Debora, Marcos comenzó a gemir y resoplar.

(Marcos) “ Ya viene, ya viene, tomaaa”

Marcos se vació dentro de su secretaria que podía sentir el líquido caliente dentro de ella, trataba de echarse hacia delante pero el chico la tenía bien cogida de las caderas y no pensaba soltarla que hasta haber depositado hasta la ultima gota de semen dentro de la madre de Juan.

Marcos se levanta y se sienta en su silla, Debora también se incorpora y coge su ropa para vestirse pero Marcos le dice…

(Marcos) “¿Qué haces?”

(Debora) “Vestirme, pensé que…”

(Marcos) ”No estas aquí para pensar, ¿Cuál es su trabajo?”

(Debora) “Chupar y follar”

(Marcos) “Exacto y aun falta una hora para que termine tu jornada laboral así que dame 5 minutos y súbete encima mia”

5 minutos después Marcos ya estaba follando nuevamente a Debora, ella botaba sobre la polla de Marcos y la silla de escritorio sonaba como si fuera a partirse bajo el peso de ambos cuerpos, en esa posición Marcos jugaba con las tetas de Debora que le encantaba chupar, lamer y apretar, haciendo gala de su fuerza Marcos agarro del culo a Debora y se puso en pie con ella encima, follandola de ese modo en pie, ella no podía hacer nada mas que agarrarse a Marcos para no caer y el era quien hacia todo el trabajo bajándola y subiéndola provocando que su polla saliera y entrara en ella.

Cuando estuvo a punto Marcos dejo a Debora en el suelo, la hizo arrodillarse y le metió la polla en la boca descargando por tercera vez aquella mañana directamente a su estomago.

Cuando las horas de oficina llegan a su fin, Debora regresa a su casa en el coche con su marido como de costumbre, por supuesto disimula y no dice ni una sola palabra de lo ocurrido durante su jornada.

Despues de varios dias Débora se ha convertido en el objeto sexual de Marcos, cada mañana, después de haber preparado el café ella se ve obligada a arrodillarse ante él debajo del escritorio y hacerle una buena mamada mientras el se toma su cafe, a Marcos le encanta correrse dentro de la boca de Debora y que ella se lo trague, siempre la dice

(Marcos) “Ya hemos desayunado los dos, yo mi cafe y tu la leche,jajaja”

Luego, durante la jornada sucede a menudo que Marcos la llama en su oficina para follarla en todas las posiciones posibles, le gusta especialmente darla a cuatro patas o que ella le cabalgue en el suelo, cuando despues de hacerla llamar la pide que bloque la puerta de su oficina con el pestillo ella ya sabe que debe abrirse la blusa y sacarse sus pechos.

Marcos está enamorado de esas enormes tetas le encanta sacudirlas mientras se la folla y mordisquear sus pezones rosados, en ocasiones la hace desnudarse por completo y en otras solo quitarse la parte de arriba, como nunca lleva bragas Marcos solo tiene que levantarle la falda y ya puede taladrarla sin problema, eso si, siempre quiere verle las tetas, eso es una exigencia, le encanta verlas moverse mientras la penetra.

Muchas veces se corre en su cara, sobre sus tetas o descarga directamente dentro de su boca, por suerte no ha vuelto a correrse dentro del coño de Debora, aun asi ella ha empezado a tomar la pildora ya que no quiere correr riesgos.

A Marcos le encanta humillarla y muchas veces la hace salir del despacho con la cara manchada de semen, a veces su esposo le pegunta en el coche que le ha pasado en el pintalabios, ella da alguna excusa absurda ya que no puede decirle que casi todos los dias se le corre el pintalabios al chuparle la polla a su jefe.

La casualidad quiso que a las pocas semanas Juan suspendiera la prueba para entrar en la universidad y tristemente confiesa su fracaso a sus padres.

Esteban y Debora tratan de animarlo y mientras la madre le dice que puede intentarlo el año siguiente su padre le dice que mientras tanto su  “amigo” Marcos puede contararle a el tambien en la empresa, Debora no esta presente cuando Esteban le propone eso a su hijo y por lo tanto aun no puede saber que el satiro de su jefe es tambien un amigo de su hijo.

Al dia siguiente Juan presenta su candidatura como empleado y cuando Marcos descubre la candidatura de Juan firma personalmente su contrato de inmediato, no puede creerse la suerte que ha tenido de que la casualidad haya deparado que Juan necesite trabajar y se haya presentado justo alli, ahora Marcos podra disfrutar totalmente su venganza.

Ahora los tres miembros de la familia trabajan juntos en la misma empresa y Juan esta bastante contento a pesar de haber suspendido su examen de acceso a la Universidad, claro que aún no sabe que su madre es la secretaria puta de Marcos…

El primer día de trabajo de Juan, Marcos le llama a su  oficina, cuando él entra en la oficina de su nuevo jefe ve a Marcos sentado en su silla detrás de su escritorio y se sienta frente a él a peticion de Marcos, en el lado opuesto del escritorio.

Cuando se acerca Juan siente que debajo del escritorio hay movimiento pero no puede ver lo que pasa hasta que finalmente se sienta y ve a través de una grieta que forma parte de la decoracion de la mesa la figura de una mujer que lleva una falda muy muy corta y el culo prácticamente descubierto, esta de rodillas delante de Marcos, logicamente no es muy dificil imaginar lo que la mujer está haciendo debajo de esa mesa.

Juan cree que esto explica por qué Marcos no se levantó para saludarlo cuando entro en su despacho y también la peculiar expresion en su rostro, Juan no se cree lo que esta pasando,su antiguo compañero de colegio que ahora es su nuevo jefe lo ha llamado a su despacho justo en el momento en que una mujer le está haciendo una mamada.

(Marcos) “Hola Juan, veras te he llamado a mi despacho para darte la bienvenida en nuestra empresa, yo sé que ha habido malentendidos entre nosotros, sobre todo con las chicas pero espero que podamos seguir siendo buenos amigos y salir sin problemas en grupo como cuando ibamos al instituto, ademas quiero que sepas que he sido yo el que te ha contratado sobre todo por la amistad que nos une, en esta empresa ademas trabajan tus padres, es agradable ver una familia tan unida, tu padre es un trabajador incansable y tu madre es una mujer talentosa, ella tiene una habilidad manual excelente y aprendio pronto todo lo que debe hacer en la empresa, sabe cómo moverse y es muy capaz, tiene talentos ocultos y ademas le pone muchas ganas y lo hace mejor cada dia que pasa, tu tienes que saber que yo siempre estoy pendiente de ella para que su trabajo sea agradable, incluso en este momento”

Mientras Marcos pronuncia estas palabras Debora se da cuenta de que Marcos está hablando con su hijo pero no puede dejar de chupar la polla de su jefe, salir de debajo del escritorio seria mucho peor que quedarse alli en ese momento, Juan por su parte no ha escuchado con mucha atencion a Marcos

Ya que esta distraído pensando en lo que esta pasando debajo del escritorio, tampoco ha entendido el significado oculto del discurso de su nuevo jefe ni las alusiones sobre la boca y los labios de su madre y sus talentos ocultos.

Cuando Marcos no le mira Juan aprovecha para mirar a la mujer atraves de la grieta, ve la cabeza de ella moverse rapidamente sobre la polla de Marcos, esta a cuatro patas y ve que debajo de la falda no lleva ropa interior, incluso puede ver claramente su cono al aire.

Juan se da cuenta de que Marcos tiene ambos manos debajo de la mesa sobre la cabeza de ella, seguramente para acelerar la mamada y se pregunta si su enemigo sera capaz de correrse en la boca de ella mientras sigue hablando con él.

La curiosidad pronto se ve satisfecha, a los pocos segundos de hecho ve a Marcos mudar radicalmente su expresion en una clara señal que está explotando en la boca de la misteriosa dama que se encuentra debajo de la mesa y que por lo visto se lo esta tragando todo, menuda puta piensa el pobre de Juan sin saber la identidad de aquella mujer.

(Marcos) “Y te digo una cosa en confianza, quién sabe, tal vez si trabajas bien asciendas y te pongamos tu propia secretaria, si tienes suerte encotraràs una secretaria cachonda que te haga una mamada cada mañana y podras follartela cuando quieres sin problemas, jajaja. Bueno ya te dije todo lo que quería decirte, ahora puedes irte y te reitero lo feliz que me hace tenerte en la empresa, seguro que disfrutas mucho de tu estancia entre nosotros.”

Cuando Juan sale de la oficina se queda cerca para descubrir la identidad de la misteriosa mujer, la curiosidad es demasiada, Marcos supone la intencion de Juan y de hecho espera que Juan este fuera esperando ya que todo es parte de su plan.

Sabiendo que Debora no puede imaginar que su hijo está esperando fuera de la oficina, dice

(Debora) “Yo no sabía que mi hijo habia sido su compañero, yo nunca he conocido su grupo de amigos, casi nunca traia nadie a casa, ¿Por qué lo llamaste a su oficina mientras yo te la estaba chupando? ¿Estás loco? “

(Marcos) “Jajaja, sí, yo y Juan somos amigos y compañeros hace unos 5 años, fuimos juntos a la escuela, tranquila que no vio nada, no sabe que la puta de su madre se ha tragado mi corrida delante de el, ahora sal y trae un paquete de papel para la impresora, gracias “

Debora sale de la oficina por la misma puerta donde había salido su hijo unos segundos antes y ve a Juan a unos pocos metros mirandola horrorizado

(Debora) “Oh, hola Juan, ¿qué estás haciendo aquí?”

(Juan) “Nada, Marcos me llamo a su despacho y tu, que… estabas haciendo… donde estabas…?”

(Debora) “Yo estaba en la oficina de Marcos, soy su secretaria, ¿sabes? “

(Juan) “Acabo de salir de su oficina hace un momento y no te vi …”

(Debora) “No sé, no sé qué decirte, ahora disculpame, tengo mucho trabajo, nos vemos después  cariño”

Mientras Deborah se va, Juan esta asimilando con horror que su madre era la misteriosa mujer que estaba haciendole una mamada a Marcos mientras hablaba con él, la misma que no tuvo problemas para tragarse toda la leche de su jefe, aun puede ver a su madre que recorre el pasillo, se acerca a una estante para recoger un montón de papeles y al hacerlo su diminuita falda deja al descubierto todo su culo, ya sabia que su madre va a trabajar con una falda muy corta pero ahora ve que ni siquiera lleva bragas.

Luego se vuelve con el paquete de folios en la mano y entra nuevamente en la oficina de Marcos cerrando la puerta detrás de ella, la última imagen que ve Juan es la mirada de Marcos clavada en el culo de su madre…

La jornada de trabajo se le hizo eterna a Juan que esta completamente aturdido por el descubrimiento de saber que su madre es la secretaria cachonda de Marcos, el chico que más odia en el mundo, sobre todo despues de ver su coche en casa de su enamorada.

Sabe ademas que Marcos tiene que saber que esa mujer es su madre, por eso le comento lo de la familia unida trabajando en la misma empresa y todo aquello de sus talentos, sus habilidades manuales, Juan esta aterrado y desconcertado.

A final de la jornada regresan a casa por separado, Juan con su coche y sus padres juntos en el de su padre, durante la comida Juan no tiene el coraje de  mirar a su madre a los ojos, cuando su padre le pregunta cómo pasó el día ella responde con naturalidad que no ha hecho nada diferente de otros días, solo hace su trabajo tipico de secretaria .

Al día siguiente Juan decide enfrentarse a Marcos y apenas llega a la empresa se presenta en la oficina de su jefe lleno de odio…

Merovingiox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.