La filia del sumiso malagueño

Una tarde recibí un correo electrónico, que citaba:

Buenas tardes Dueña y Señora. He visto su página y no dudo que estoy ante una mujer Dominante. Le pido respetuosamente una oportunidad, deseo contactar con usted, soy un hombre maduro y serio, que requiere de un Ama para satisfacer mi fantasía, que no es sexual, no quiero que piense mal de mí. Por el contrario respeto y admiro a las mujeres.

Beso sus pies humildemente, no sin antes agradecer por dedicar un poco de tiempo a mi persona.

Atte. Sumiso Legal

Decidí contestar su correo, para saber cuál era su fantasía.

-Buenas tardes Sumiso Legal, te dejo mi número de móvil, llámame a las 16:00 y ¡Sorpréndeme con tu fantasía!

El hombre muy puntual me ha llamado.

-Buenas tardes Señora, soy Sumiso Legal, espero no importunarla.

-Hola Sumiso Legal, te tenía agendado a las 16:00, eres muy puntual.

-Gracias Señora… necesito de su ayuda.

-¡A ver alma de cántaro!, cuéntame cuál es tu fantasía y cómo puedo ayudarte.

-Me gusta ser tratado como perro, pero, no es solo…quiero salir de paseo con cadena, desnudo, un paseo no tan largo.

-Mira Sumiso Legal, perros quieren ser todos, pero, ven a verme mañana a las 11:00 y hablamos personalmente si me interesa y se justifica económicamente, te ayudaré. (Y le di mi dirección)

-Gracias Señora, seré puntual y hablaremos personalmente.

Al día siguiente, apareció muy puntual.

-Buenos días, a sus pies Señora.

-Buenos días Sumiso Legal, ahora sí quiero escucharte…

Escuché su petición y la analicé minuciosamente, me comentó que era juez penal, de 55 años de edad, divorciado y con algunas filias… Me pareció un hombre, serio, correcto y a decir verdad, con gustos particulares…

-Sumiso Legal,… puedo ayudarte con tu deseo, veo complicada la hora y también “el exhibicionismo” es un delito tipificado en el código penal.

-Entiendo Señora, por eso debe ser en la madrugada. Le suplico me ayude, si llegase a ocurrir algo, yo asumiré la responsabilidad total…

-Ok, Sumiso Legal, esta noche pasaré por tu piso, tienes que estar preparado, tributaras 780€… y ahora me dejas una señal.

-Cómo usted ordene Señora. (Me dejo la señal y su dirección).

A las 2 de la madrugada llegué a su piso muy puntual… El Sumiso legal, estaba en la puerta esperándome con guantes y rodilleras. Tributó… y halé de su cadena.

-Vamos Trosky. Le dije.

-Guau. Ladró.

-¡Calla pesao! sin hacer ruido que despiertas a los vecinos. Le dije a Trosky.

…Bajamos del ático en el ascensor privado y llegamos al jardín (al paso lento de Trosky) comprenderán que no es tan fácil llevar a alguien caminando a 4 patas.

Trosky estaba felizmente desnudo…pasamos por medio del jardín, cruzamos el Paseo del Limonar, donde está un parque con grandes árboles.

Trosky iba un poco cansado, nos detuvimos junto a un árbol, él se quedó oliéndolo para saber si otros perros habían marcado territorio allí… finalmente “levantó su pata y meo el árbol” y se meo el…

-Ya measte Trosky, vamos a casa que es tarde. (Y tiré de la cadena).

Hicimos el camino de regreso y le puse una taza de agua.

-Gracias Señora, estoy muy complacido de que me haya llevado de paseo y me haya sacado a mear..

-Sumiso Legal, échate ya, mañana te esperan en el Juzgado Provincial.

-Como ordene mi Señora.

Y marché…

MariFemdom

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*