Embarazada, y con nuevos deseos (parte 2)

Ella al decirme que se le pusoeron duros sus pezones me dejo pasmada, pero a la vez me dio unas cosquillitas en mi totito. Era muy fuerte por que no podia dejar de mirar su camisa… ademas de imaginar su totito peludo.

Ella – wow, jamas me habia pasado esto de hablar con alguien y que me endureciera  mis pezoncitos, que son pequeñitos. A veces me averguenzo de lo pequeños que son, pero pues soy pequeña, jajaja…

Yo – oh, por que te averguenzas, los mios estan asi, por que estan repletos de leche. Pero son mas pequeños, realmente.

Ella – (me mira mis tetas y me toca la barriga) el embarazo te hace hermosa. Y te hace ver sexy.

Yo – gracias, eso me hace sentir bien. Tu eres sexy tambien.

Ella – yo? Pero si no tengo un cuerpo como tu… mira estas tetas, que ni mis pezones tienen bolita, jajaja… (se toco una teta).

Yo – (eso me puso, bien exitada) claro que son tetas hermosas. Siempre me han dado curiosidad ese tipo de pezon. Es que parece ser un pezon de jovencita de 15. Digo, disculpa si sueno muy sensual lo que dije.

Ella – para nada te disculpes. Es cierto, cuando me miro al espejo, eso pienso, que parecen de jovencitas, ah y mi totito peludo tambien.

Yo – me imagino que tu esposo debe sentirse estar con una jovencita, y eso debe exitarlo mucho.

Ella – te exitan las jovencitas? Sin ofender, solo una pregunta.

Yo – (me avergonce) no… solo decia

Ella – eso no es nada de que avergonzarse. Es muy exitsnte, el me lo dice. Por eso me dejo mi toto peludo, ademas de tener mis pezones asi.

Mientras hablabamos mis tetas botaton leche. Fue tanta que se me mancho la camisa.

Ella – oh, mira tu camisa. Dejame ayudarte.

Yo – disculpa, es que me cargo de leche… ademas de que ultimamente si me exito se sale la leche.

Ella – exitas? (Se muerde los labios)

Yo – si disculpa. Creo que me exedi.

Ella – para nada. Y q te exito? A ver, se honesta.

Yo – todo… pero mas la curiosidad de tus pezones.

Ella – pues creo que nunca se le debe negar nada a una embarazada. (Se abrio la camisa y me mostro sus tetas… cerro la puerta con seguro)

Eran unas tetas de jovencita, bien puffy, como me causan curiosidad y exitacion. No podia creer que las tenia de frente. Eran como las de las peliculas porno. Sentia como me mojaba, mas y mas.

Ella – ves son pequeñitas, como si fuera una niña, jajaja…

Yo – son perfectas quisiera tenerlas asi, quiero esos pezones  jajaja

Ella – bueno no te los puedo dar, jajaja, pero puedes sentirlos. Digo te lo digo con respeto, se que estas enbarazada.

Los miraba, pero no me atrevia. Ella tomo mi mano y me la coloco en una de sus tetas. Wow, me senti elevada. No lo pense y se lo pellisque. Siempre desee eso. Y ella gimio. Oh, que maravilla.

Ella – que tal? Te agradan?

Yo – wow, son maravillosos. Se sienten suaves. Mi mano es perfecta para tu tamaño. Siento que son de una jovencita… perdona mi pensamiento perveso.

Ella – para nada, eso es rico pensar en eso.

Yo – asi tendras tus pelitos del toto…

Ella – si, son lacios, suaves y muy negros. (Se abre el pantalon y se ven por encima del panty… tenia tantos)

Yo – wow, tienes muchos, que divinos se ven. Y tu esposo te lame ahi? No le molestan?

Ella – no… el es como tu, que le exitan las jovencitas…

Yo – wow eres maravillosa

Ella – (sin preguntar, me abre el pantalon). Wow tu si qu tienes muchos y largos. (Agarra algunos) Son suaves… (me los hala).

Me los hala mas y yo le hale el pezon. Y asi seguiamos.

Melitza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *