Marcia y el vecinito del 4to C I

Se pensaría que a los 28 años una chica sabe lo suficiente de sexo después de practicarlo por 13 años, o por lo menos se pensaría que no hay mucho que un pendejo de 15 años pudiera enseñarte.

Pues bueno, me equivocaba.

Y se necesitó una pija lechera y quinceañera de 22 cm (vaya verga que tiene pendejo para solo 15 años) para demostrar cuánto.

Pero me estoy adelantando a los hechos, ustedes seguro quieren saber cómo empezó todo, y esta, como la mayoría de buenas historias empezó un día normal con rutina normal.

Me había levantado temprano y ya estaba lista para salir a trabajar pero un pequeño imprevisto con la cafetera hizo que se me hiciera tarde así que en vez de salir a las 6:45 Salí media hora más tarde.

Hace casi unos dos meces se había muerto Teresa una abuela que vivía en el 4to C, supe que, tiempo después se había mudado al mismo departamento su hijo divorciado con sus dos hijos.

Nunca le di mucha importancia a mis vecinos, mientras no me molestaran me importaban un comino.

Hace dos años que vivo en este depto. (4to A). Y hace la mitad de ese tiempo que corte con mi ex, que era un hijo de puta  que mientas yo estaba trabajando se cogía a la rubia que vivía antes en el 2do A (ser la hija del dueño tenía que servir de algo no??)

Como decía hace un año que eche a patadas a ese pelotudo, pero por el lado malo hace más o menos la misma cantidad de tiempo que no me cogen.

Sip,  lo sé, soy patética.

El problema es que tengo una pequeña empresa, es una editorial que recién está tomando pasitos de bebe, así que aboco todas mis fuerzas en el trabajo, ojo no soy fría, todo lo contrario, soy muy, muy caliente, me encanta que me den verga, que me cojan la boca, la concha incluso me gusta por el culo con chicos, chicas, lo que venga, en fin. AMO EL SEXO en todas sus formas. Pero con el tema del trabajo y mi separación no estuve mucho a la labor de conocer otros chicos, tenía algunas invitaciones pero nunca podíamos coordinar. Para redondear, después de un año sin verga estaba que me subía por las paredes, a veces me tentaba irme  a la ofi en subte en vez del auto, en la hora pico para ver si alguno se me arrimaba y poder sentir algo de carne.

Como dije antes, Patético.

Pero volviendo a esta mañana, Salí a los pedos de mi casa y vi que un chico, que imagine que sería el hijo del nuevo vecino estaba esperando frente al ascensor.

─ Buenos Días, ya toque ─ me dijo con una sonrisa justo cuando llegaba el ascensor y abría sus puertas.

Entramos ambos mientas le devolví la sonrisa y le decía buenos días también. Lo mire de arriba abajo, y la verdad es que para ser un adolescente estaba buenísimo. Mediría alrededor de  1,70 metros, Se ve que iba al Gim porque tenía un lomo de la puta madre. Tenía el cabello corto, color arena con esos cortes modernos con puntas, ojos verdosos y por ultimo una sonrisa sexy pero aniñada. En un par de años este chico tendría una fila de kilómetros de minas a su disposición, pfff nada de en unos años seguro que ahora ya vuelve loca a todas.

Mientras me baboseaba sobre él, él también me estaba observando, me daba miraditas disimuladas y se sonrojaba cuando lo pescaba. No es para menos, no voy a decir que soy un una supermodelo, porque no lo soy, no soy ni un poquito flaca, tengo buenos muslos, un culo turgente y redondo una cintura que si bien no es de avispa es lo suficiente estrecha para tener curvas, mi cabello castaño cae en ondas hasta mi cadera, ojos café, mi boca es carnosa (mi ex siempre decía que era perfecta para chupar una verga) y por último, la estrella de la noche, mis jugosas tetas talla110 que hacen que parezca que van a explotar todos los botones de mi camisa y salir a jugar. Amo mis tetas, son dos globos grandes y redondos y me pone a mil que me las chupen.

Y allí estaban los ojos de nuestro jovencito. Ahora que es verano suelo vestirme ligera así no me asfixio de calor, por eso hoy llevaba una camisa medio trasparente sin mangas color verdosa, una falda tubo bastante corta y zapatos negros de tacón, no llevaba medias, solo un conjunto nuevo de ropa interior color verde, un poco más oscuro que la camisa, así que se podían ver bien la forma de mis tetas por debajo (que!! Ya dije que era medio zorra, no??)

En ese momento a mi sexy acompañante le suena el teléfono. Lo saca y como estamos muy juntos en el ascensor (pude estar divagando pero en realidad recién cerraron las puertas) puedo ver que un audio de whatsapp que le envió un tal Tato. Le da al botón de reproducir.

─ Oye, Gilll, no sabes lo que pasooo, ─ resuena una voz púber, que no sabes si es de chica o chico─ anoche me por fin me cogi a Tati despues de chamuyarmela tres meses. Ahora eres el único boludo de 15 años con la V pintada en la espalda, jajajaja, que paso gato no se te para o es tan chiquita que te da verg…..

Estaba tan anonada por la conversación que tarde en darme cuenta que el chico frente a mí la había apagado, lo mire y vi que estaba colorado, no podía ni mirarme.

Y justo en ese momento el ascensor se detuvo y las luces se apagaron.

Capitulo II

Encerrados y Calientes.

No sé qué me paso por la cabeza, quizás me entro agua en el cerebro mientras me bañaba y eso hizo cortocircuito o mi sesión de paja mañanera con Alex mi consolador rosa mientras miraba porno no me alcanzo, no sé qué me poseyó solo sé que me desconecte de mi parte racional, la parte que me decía que el chico era muy joven y la parte animal de mí, la que quería verga, tomo el control.

─ Mierda, parece que estamos encerrados ─ dije.

El chico todavía estaba algo indispuesto por lo anterior que ni se había dado cuenta de que paramos y no en nuestro destino.

─ Tienes razón, que hacemos ahora ¿?─ Me dijo apenas mirándome, mordiéndose el labio inferior.

Sonriendo internamente, puse cara de pena, claro que sabía que si llamaba a mi papá el enviaría a alguien en dos segundos para que saque a su nena del ascensor, pero la nena quería otra cosa….

─ No te preocupes─ le dije con una sonrisa ─ Esto suele pasar, solo hay que esperar una media hora y volverá la luz y listo.

─ Ok.

Como quería apresurar las cosas y si lo dejaba a él no iba a tener ninguna diversión decidí aprovecharme del calor.

─ Ufff, hace tanto calor, no te importa  si me saco la camisa verdad?? ─ dije con una sonrisa mientas comenzaba a desabotonar la camisa.

El niño sexy solo se me quedo mirando atónito.

─ N..n..n..o Clac la claro que no ─ Me dijo tartamudeando.

Me saque la camisa y deje a mis chicas en un corpiño verde con encaje y moñito.

Mire a mi acompañante y vi que no dejaba de mirar mis tetas, se le notaba un bultazo en el jean que llevaba, mmmm, lo mire, le sonreí y me pase la lengua por la boca, sus ojitos seguían el recorrido pero el pobre chico no captaba la indirecta, así que me empecé a apretar mis tetas, metía mis manos entre estas y el corpiño y las subía así sobresalía el pezón de su escondite. Sexy seguía sin hacer más que mírame como idiota, acaso creía que me desnudaba frente a cualquiera??

Me decidí poner todas las cartas sobre la mesa.

─ Dime sexy, te gustan mis tetas? ─ le pregunte mientas me liberaba del sostén.

Seguía callado mirándome como idiota, así que como el que calla otorga me acerque a él, y lo bese, parece que esa fue la acción mágica que lo libero de el hechizo congelante ya que con una mano me tiro más cerca de la nuca y me beso profundo, embistiendo su lengua con la mía, ansiosa, mientras con la otra mano empezó a jugar con mi teta izquierda.

Mmmmm, Sexy besaba como un experto, y sabia rico, como a menta.

Giramos hasta que quede apoyada contra la pared del ascensor, dejo de besarme y me miro a los ojos.

─ Me encantan sus tetas señora  ─ Me iba a quejar por lo de señora pero en ese momento me apretó las dos tetas con sus manazas ─ Ufff, señora, que tetas, son como  las de las de las peli porno, puedo chuparlas??

Puso una cara de cachorrito abandonado que como iba a ser capaz de negarme. Le tome la cabeza y la guie asía ellas, él se prendió de uno de mis pezones como un nene hambriento, chupaba con ganas, succionaba, se retiraba, cambiaba de teta y mientras apretaba con la mano la abandonada, tomaba el pezón con dos dedos y hacia circulitos con él, se retiraba y soplaba aire frio sobre estos y volvía a empezar, lamer, succionar, cambiar, apretar, soplar, así estuvo lo que me parecieron horas, nunca había estado más caliente, me estaba por correr.

─ Ahhhhhhhhhhhhhhh. Ahhhh Ahhhh.Ahhhh. ─ no pude evitar Gemir y eso parece que lo envalentono más porque me mordió.

Y eso fue todo lo que necesito para que me corriera.

Segundos después el seguía desayunándose mis tetas, inconsciente de que me había dado uno de los mejores orgasmos de mi vida, así que pensé en devolverle el favor. Pffff, bueno la verdad es que estaba solidísima y quería su pija en mi boca. Tenía hambre de leche. Punto.

Lo empuje y puso cara de pena pensando que terminaríamos aquí, pobre chico, no sabía que eso era lo último en mi mente. Pero se empezó a avivar cuando vio como me arrodillaba frente a él.

Le acaricie la pija sobre el pantalón, era un palo grueso y caliente, no daba más, quería pija, así que le baje los pantalones juntos con los calzones blancos, de una, y vi su pija. JODER CON EL NIÑO, tenía una pija que pocos adulto poseen, media 22 de largo (larga pero nada increíble) lo que asombraba era el grosor, mis dedos apena llegaban a tocarse cuando lo agarre.

─ Mierda sexy, que VERGA TENES, Pffff como haces para que te entre en los pantalones ─ le dije y vi cómo se ruborizaba con lo que le dije.

Pero después ya no pudo pensar en ello mucho más porque empecé a lamer la punta de la cabeza, era gorda (increíblemente, más que el troco) y bien colorada, mmmmm me encantaba no podía ver la hora de tenerla en mi concha bien hasta el fondo. Ahhhhh

Ese pensamiento me había calentado mucho, lo que hacía que se la comiera con más ganas, subía y bajaba por su verga, con mis tetas rebotando por ahí mientras lo hacía, el comenzó a acariciar mi cabello, se notaba que le gustaba por lo ruiditos se Ohs y Ahs que soltaba, a mí no me importaba, estaba concentrada en esta grandiosa pija, me la tragaba, no sin dificultad, ya que era muy gorda, pero yo tenía experiencia y la quería hasta el fondo, así que salivaba mucho mientas subía y bajaba, me la sacaba lamia la punta y la mordisqueaba, y volvía a metérmela todo lo que podía, relajando la garganta para que entrara hasta el fondo, hasta que entro, Sexy apretó el culo y se empujó un poco más dentro hasta el fondo, por surte mi garganta estaba relajada sino me habría ahogado con tanta verga dura, empuje más hasta que sentí como su cabeza toco mi campañilla.

─ Ahh, Ahh, Ahh Uff, me encanta como la comes, Ahh.

Claro que le gustaba, yo era una excelente mamadora, pero no era solo mamadora, era ordeñadora y todavía me faltaba mi premio así que empuje con mis manos su culo hasta que entro toda, se me saltaba las lágrimas por la falta de aire pero no me importaba, yo estaba repleta de pija, y eso era lo que quería, así que comencé a tragar, una vez, otra vez, otra vez…

─ Ahhhh, me voy a venir, me voy a venir.­─ Dijo Sexy.

Me la saque de la garganta, lo comencé a pajear con la mano, abrí la boca y dije:

─Si Bebé, Vente en mi boca, dame la leche en la boca.

Parece que verme allí con la falda en la cintura, mis tetazas al aire y con la boca abierta esperando su lefa fue mucho para el pobre chico, así que se vino, el primer chorro cayó en mis ojos, el segundo en mis tetas y a el tercero ya me lo metí en la boca pero el hijo de puta seguía largando leche, sentí tres chorros fuertes y dos más suaves en mi boca antes de que realmente terminara, obviamente como soy golosa me los trague todos.

En ese momento se apagó la luz de emergencia y el ascensor volvió a andar, había pasado más o menos la media hora, me puse apurada la camisa, mientras sexy se subía los pantalones, el ascensor ya estaba por llegar a planta baja así que rápidamente me quite el cola lees el corpiño y me acerque a sexy.

─ Toma esto, y dile a Tato, que pertenecen a la chica que se va a llevar tu tatuaje «V«.

Cuando el ascensor abrió la puesta me fui sin decir más nada y me subí al auto.

Fantassy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *