Estrenando mi nueva casa con mi madurita

Bueno, pues voy a contar un encuentro más con mi madurita preferida, llevábamos tiempo planeando quedar y al final se desplazó a mi nueva ciudad, aquí va:

Hemos quedado a las 22 horas en la estación de tren, tú me buscas con la mirada y no me ves… estás mirando suena su teléfono y escribo un mensaje que dice, te estoy viendo, ve al baño quítate las bragas y el sujetador y sal, como no vea esas tetas moverse libres no te digo donde estoy

Sabe perfectamente que en ese momento es mi putita y va al baño, sale a los 5 minutos y puedo ver como esas tetas se mueven en tu camiseta, otro mensaje que te dice bájate un poquito el pantalón para ver el segundo encargo

Veo su piel, sin tela…

Ha cumplido, y digo sal y vete al coche que está en la plaza numero 20

Llega y ve una furgoneta negra con los cristales tintados, esa furgoneta no la conoce, pero se fía de mi, va a entrar por el lado del copiloto y está cerrada, por el cristal veo sus nervios… pero escribo un nuevo mensaje y digo que por la puerta lateral según abre la  empujo desde atrás la tranquilizo y te digo que soy yo, y que ahora estás a mi merced, he puesto mi camiseta en la cabeza, no te dejaré que vea nada…

Aunque en cualquier momento se la puedes quitar, pero no hay nada mejor que entre en ese plan de dominación por su propio pie, nota mi pecho desnudo como se pega a su cuerpoyo mientras le muerdo el cuello, te chupo el lóbulo de su oreja y digo, hoy por fin vas a saber lo que es bueno, te voy a comer el coño hasta que te corras en mi boca y te voy a follar todos tus agujeros putita mía, se estremece… y le vuelvo a morder

La tumbo en el suelo de la furgoneta, levanto la camiseta y veo esas tetazas libres, se la quito y  digo que se las voy a comer, pero cuando siente mi respiración en elllas… me voy y te beso, muerdo sus labios, te meto la lengua buscando la tuya para que jueguen y pregunto si está preparada.

Preparada es su respuesta.

Digo que no te muevas y me paso al asiento del conductor, cojo el coche y nos vamos a mi casa, una vez en el parking vuelvo atrás, la desnudo y digo vamos a casa ella  está asustada, yo se los horarios del parking y a esa hora no hay nadie, va desnuda hasta el ascensor, mientras yo detrás hago que sienta mi polla en sus nalgas mientras va andando, por lo que vamos despacio yo  voy besando su cuello, pasando mis manos por todo su cuerpo, tirando de sus pezones, jugando con tu cuello… entramos al ascensor y me desabrocho el pantalón, voy sin calzoncillos, y ordeno: cómemela y se pone de rodillas empieza a chuparmela

Cuando el ascensor llega se abren las puertas y oyes voces, se asustas pero no dejo que se gire agarro su  cabeza y marco el ritmo, hago que sufra un poco… pero en realidad es mi casa, que el ascensor va directo y lo que oías era la tele.

Toco su coño y la situación le tiene muy muy mojada, sus flujos corren por sus piernas y  aprovecho para pasar sus jugos a su culito

Le doy la mano y nos besamos con pasión mientras nos tocamos todo el cuerpo, meto un dedo en la rajita, sin metérselo todavía, juego por fuera…

De repente como si algo hubiera cambiado, dejo de besar su boca, la miro fijamente  y cargo su cuerpo, la  empujo al sofá y se queda sentada. yo me meto entre sus piernas, le beso y le digo al oído, prepárate para correrte con mi boca y voy bajando marcando el camino con mi lengua por cuello, tetas, muerdo los pezones y sigo bajando por su tripa hasta llegar a tu coño, cuando piensa que me lo voy a comer… soplo y sigo bajando, mordiendo tus muslos

¡¡Madre mía!! Cómemelo ya, es lo único que sale de su boca, junto a sus todavía leves gemidos.

Vuelvo a subir y ahora sí… primer lametazo de la noche que va desde su culo hasta su coño, tras un primer momento jugando en general, me centro en el clítoris, mientras juego con la entrada con mis dedos

Me he propuesto que sea solo con la boca, así que mis dedos no entraran… pero sí que te estimularan mientras te lo como

De vez en cuando subo para comer su boca y que pueda saborear sus flujos, ummm me gustan, están buenos y quiero compartirlos contigo, de la que bajo me centro en tus pezones que están duros

Y vuelvo a bajar, a su rajita puedo estar jugando asi media hora…. hasta que se corrió en mi boca.

Cuando se  quiere incorporar no dejo que se mueva, soy yo el que se levanta y tiro de ella al extremo del sofa, me pongo de rodillas y pongo la polla en su entrada, juego con mi polla a lo largo de su rajita y pregunto que como la quieres, suave o duro, ella responde “ duro por favor” y pregunto que a quién me voy a follar si a mi princesa o a mi putita, ella me mira… se ríe y dice, “a la más puta”

Sabía esa respuesta y te digo, las putas piden que se las follen, hasta que no me lo pidas no pienso hacer nada, todo esto se lo digo al oído, mientras muerdo su cuello y mi polla juega con su rajita…

Casi gritando y desesperada por que se la meta dice: “fóllame, por favor, foll…” y antes de que termine de decir el segundo fóllame, voy metiéndola despacito, me fijo en su cara, está resoplando… de repente doy fuerte con mis caderas hasta que la meto de golpe y me quedo ahí un poquito, lo suficiente para comerte esas tetazas que con la embestida se han empezado a mover

¡¡¡Dios!!! Es la exclamación que sale de su boca.

Empiezo a moverme despacio, cambio de ritmo, le tiro de los pezones y juego con su  clítoris, voy cambiando, lo que no paro es de follarte, mi polla entra hasta el fondo, hasta que te pido que me cabalgues, quiero ver como bailan tus tetas mientras me follas,

¿te quieres poner encima de mi?

“Claro que sí, te voy a follar y voy a mover mis tetas en tu cara, me responde resoplando”

Yo me limito a quedarme sentado y comerme esas tetazas, cambiando de sus pezones a su cuello, que muerdo tanto el cuello, como el lóbulo de su oreja o sus labios, mientras ella se la clava despacito, cuando se ha  sentado del todo agarro ese  culazo y digo mirándo a los ojos, fóllame putita.

Poquito a poco… Mirándome a los ojos, empieza a moverse viendo como mi cara cambia a medida que va aumentando la velocidad de las entradas… Agarrando mis manos en su culo para que no la sueltes su culazo, me dice, lo que me tengas que hacer me lo haces con la boca.

Tras estar un rato así le digo ahora vas a ser mi perrita y se ríe, sabe lo que toca…

Se levanta y se pones en 4 en la alfombra me giro y  pongo la polla en la boca,

¿te apetece chupármela un poquito? Me da unos lametones y así consigue que se vuelva a ponerme a tope, me voy girando y entre los lametones y ver esas tetazas colgando… voy a con la polla otra vez durísima, antes de metérsela vuelvo a dar un lametazo desde el coño hasta el culo y ahora sí que me preparo, la enfilo hacia su coño, según se la estoy metiendo doy un azote en el culazo que tiene y agarro sus caderas para que me sienta bien estamos colocados justo para vernos en la tele, se ve nuestro reflejo y veo como bailan las tetas a cada embestida yo cambio mi mano de su cadera para dar un azote…. pero también meto un dedo en el culo, el pulgar y aviso, voy a ir preparándote el culo putita, me dejas que te lo folle?

.mmmmm vuelve a ser su respuesta, Siiii fóllame el culo

No paro de follarle el coño pero sin que se de cuenta en la mesa del salón tengo una cajita que abro y cojo algo que tu no, es un lubricante y un vibrador pequeñito, dejo caer lubricante por tu culo y sigo jugando con tu culo mientras te follo y cuando he metido dos dedos…. meto el vibrador pequeñito en su culo para que se vaya preparando, lo conecto….. y le follo más duro hasta que siento como se va a correr, me lo dice y me pide por favor:

“No pares, ahora no por favor, fóllate a tu perrita más duro, que estoy a punto de correrme, siiiii por favor, siii siii”

Yo ceso mis embestidas y tras estar un ratito parados, pero con mi polla dentro, veo como se gira, se incorpora y me come la boca y me dice “ por favor, rómpeme el culo, que sabes que ese agujero es exclusivo para ti” , por lo que yo muy obediente… saco el vibrador de su culo y enfilo mi polla hacia su entrada trasera, y empiezo a metérsela poco a poco cuando estoy al final empiezo a darte seguido y duro.

Te gusta como te reviento el culo putita mía.

“ Sí joder, me encanta, echaba de menos tu polla, quiero que te corras hoy en todos mis agujeros, pero no se dónde la quiero primero, si en el culo o en el coño”

Tras esa respuesta, empiezo a cambiar de agujero, en el culito…. normal, pero el coño se lo destrozo con unas embestidas fuertes, que acompaño con mis manos en su cadera, se que mi corrida está cerca y pregunto que donde la va a querer, si en su boca en su culo o en su coño, ella responde:

“Si me vas a destrozar entera… Déjala dentro de mí… Donde tú quieras”

Tienes que elegir tú putita, ¿donde te apetece más?

Ella duda y yo digo,  vas a tener leche por todos tus agujeros… y dice:

“Córrete en mi coño, por favor”

Cuando empiezo a sentir que me voy a correr me voy a su coño y aviso

putita, te voy a llenar el coño de leche calentita, ¿la quieres?

“Síiiii, dámela toda por favor, pero aguanta que me vengo contigo”

Esto en un punto que no se si voy a poder esperar por ella, ya que si antes le daba fuerte, ahora ya es increíble, me duelen hasta los choques de mi cuerpo contra su culo… agarro fuerte de las caderas y noto como me empiezo a vaciar en su coño, me quedo quieto convulsionando mientras siento como me vacío dentro de ella, a la vez que ella me aprieta la polla con su coño, contrayéndose prácticamente a la vez que mi polla va escupiendo leche en su coño.

Me quedo así un ratito y sin salirme… me dejo caer encima de suyo, mi polla sigue dentro, cojo un papel para no manchar la alfombra y limpiarnos, me quedo a su espalda, abrazado a ella y besando su cuello, ella pone su brazo encima del mío.

Te digo al oído…. vamos a la ducha, que todavía no me has hecho una de tus famosas mamadas y se ríe pero me da la mano y vamos, entramos al baño, es grande, tiene una ducha que es todo lo ancho  del baño, mampara transparente y un asiento de piedra, nos enjabonamos… y con los toqueteos volvemos a estar cachondos.

Se sienta y me la empieza a comer, hasta que me corro en su boca, me lo enseña…. y se tragas mi leche, digo ya solo falta un agujero donde darte la leche y nos reímos

Ahora sí, según se incorpora, nos besamos, acariciamos y nos enjabonamos el uno al otro, salimos ella con un albornoz y yo con una toalla a la cintura, picamos algo rápido y vamos a la cama, ya que me dice que el postre es leche y la quiere en su culo… pero estamos tan cansados que nos dormimos abrazados, pasadas unas horas y aún siendo de noche, siento algo en mi polla, abro un poco el ojo y veo su cabeza que sube y baja por mi polla, que está dura y me dice:

“estoy esperando ansiosa la leche en mi culo para dormir agusto”

Pero amigos… eso será otra historia nueva.

raimond2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.