Las mujeres de mi vida 3: Mi primera MILF

Después de formalizada la venta de la granja, instalarnos en la nueva casa de Jen, formalizar la compra de la participación del picadero de John, graduarme en el instituto con Prom incluido, por cierto fui con Jen y fui la envidia de todo el mundo, así como formalizar mi matrícula en la universidad, (qué ultimo mesecito, Dios que estrés). Volví a España, la verdad es que me hacía falta volver a ver a mis padres y amigos. Lo que más me sorprendió fue que mis amigos y no digamos mis padres decían que volví muy cambiado, tanto física como psicológicamente, es verdad durante ese año había madurado bastante, había aprendido a buscarme la vida y había tenido una experiencia vital muy intensa con mi chica.

Nada más llegar, mi madre me besaba como si hubiese vuelto de la guerra, lógicamente tuve que hacer todas las visitas de rigor, al cabo de una semana. Mi padre me regaló un fin de semana a todo tren en Tenerife y así pasar unos días juntos para hablar de nuestras cosas siempre habíamos tenido mucha confianza mutua para contarnos las cosas sin mentiras y decirnos la verdad a la cara aunque escociera, pero a la larga siempre ha sido lo mejor. Yo creo que por eso siempre hemos tenido una relación muy sólida, él no es mi amigo, es mi padre, pero no quita que sea mi confidente más cercano. Nada más llegar al hotel nos fuimos a comer y charlar tomando una copa, mi padre me invitó a mi primer whisky de malta, -no le cojas el gusto que tienes que ganar muchas competiciones de salto de altura para alcanzar tu sueño-. Me dijo cuando estábamos en la piscina privada de la suite del hotel que cogimos comenzó el interrogatorio.

–       Bueno, enséñame una foto de novia Yankee, según el abogado de mi amigo Smithers, es una señora de categoría.-yo saqué una foto de mi cartera y se la pasé- enhorabuena hijo, ¿te la has estado follando todo el año?

–       No puedo engañarte, sí además nos queremos mucho, pero hemos decidido anteponer nuestros proyectos más inmediatos, ella el picadero donde acaba entrar de socia y yo mis estudios con mi beca de salto de altura.

–       ¿Me estás contestando lo que quiero escuchar, o simplemente me dices la verdad?

–       Tú sabes que la última vez que te mentí tenía cinco años, aún me duele el azote que me diste, lo sabes todo lo referente a nosotros y todo lo referente al divorcio, por lo que no gano nada engañándote.

–       Tienes razón, por mí no hay mucho problema pero sólo te pido que termines tu carrera antes de comprometerte. ¿Me lo juras?

–       Sí, -le respondí yo.

–       ¿Qué vas hacer ahora?

–       Bueno, hemos decidido darnos al menos un año de separación para podernos centrar en nuestra vida, en realidad ella ha decidido, dice que tengo que tener más experiencia vital, de hecho nos hemos dado carta blanca mutuamente para hacer lo que queramos. Ahora estoy un poco jodido por no tenerla a mi lado, pero he de ser fuerte. Creo que esto va afianzar más nuestra relación si cabe, no sé qué me pasa con las mujeres, lo pasamos de puta madre, nos queremos y nos llevamos bien, pero no consigo retenerlas a mi lado, primero fue Nuria y ahora Jen, y el caso es que las dos tienen razón pero estoy realmente jodido.

–       No sabes hasta que punto te entiendo yo por ejemplo sigo queriendo a tu madre, pero ella no quiere cuentas conmigo, pero como sigo teniendo mis necesidades, de vez en cuando tengo mis aventuras, pero nada serio, sólo las quiero para poder follar de vez en cuando, de hecho aquí tengo una amiga que cuando vengo por motivo de trabajo suelo cenar con ella y tomar una copa, a veces acabamos juntos, ya sabes a lo que me refiero, los dos lo tenemos claro, pero como estamos a gusto así no pedimos más, y eso hace que seamos más amigos. ¿Sabes lo que te digo?, voy a llamarla y que venga con una amiga que vamos a pegarnos una juerga padre.

–       Joder papá que si es de tu edad, puede ser mi madre.

–       Deja eso de mi lado, además echar un polvo con una madura te abre una nueva dimensión.

–       ¡Qué cosas tienes!

–       Tú déjame a mí, lo vas a pasar de puta madre, y ahora vamos a echar una siesta que esta noche vamos a pasarlo bien.

Nos fuimos a echar la siesta, pero antes, mi padre hizo unas llamadas, pero no me dejó escuchar, era una sorpresa me decía. A las ocho de la tarde estábamos preparados para irnos a cenar cuando al pasar por el hall del hotel, el recepcionista avisó a mi padre que su coche estaba esperando. Un pedazo de limusina americana de color blanco, una vez dentro nos dirigimos al mejor restaurante, donde nos esperaban las amigas de mi padre María, una señora imponente, pero calculo que andaría en torno a los cuarenta y Pepa su amiga que más menos sería de su edad aunque era algo más joven. Eran preciosas y tenían clase dos morenazas con un pelo a lo leona que harían estremecer al más templado, además eran divertidas, cenamos una mariscada con un buen champán, durante la cena María se pegó a rueda de mi padre, se notaba que eran buenos amigos desde hacía unos años, ella era la secretaria de un constructor de la zona y socio local de mi padre, la verdad es que durante la construcción de una carretera a base de venir, acabaron liados. Ella estaba soltera y no tenía mayor afán que disfrutar al máximo de la vida. Pepa era su compañera de fatigas, era enfermera, también era soltera y vivían en un chalet en primera línea de playa. Según me conto Pepa, eran amigas desde que eran niñas y que de jóvenes después de un par de desengaños decidieron no utilizar a los hombres más que para el sexo. Yo flipaba en colores, era como ver a mi madre hablándome de esas cosas, la sensación era de vergüenza y excitación al mismo tiempo. Salimos del restaurante y nos montamos en la limusina para ir a la discoteca más exclusiva de la isla, bebimos, bailamos y nos reímos mucho.

–       Tu hijo tiene un polvazo, comentó Pepa a mi padre.

–       Pues aún no has visto lo mejor de él….menudo pollón se gasta el niño.

–       Joder, Papá…le dije yo rojo como un tomate.

–       Hijo mío, es algo de lo que nuestra familia lleva en los genes.

–       No jodas que se gasta una herramienta como la tuya…..-comentó María con cara traviesa.

–       Sí pero con veinte años menos…dijo mi padre.

–       El que la tenga más larga para mí. -dijo María con desparpajo…..

–       Pero qué cara tienes María, yo también quiero rabo que llevo mucho tiempo sin llevarme una polla en condiciones para el cuerpo, además estoy un poco cansada de hacer cochinadas contigo….

–       Sí, pero nadie te come el chichi como yo….dijo María.

–       Y nadie te folla con el consolador como yo, le respondió Pepa.

Dicho esto las dos se dieron un morreo de campeonato, ante mi mirada atónita y mi polla en ristre. Seguimos bailando y con el roce del culo de Pepa yo esta cada vez más burro a lo que ella me llevó la mano al paquete para acto seguido poner cara de sorpresa;

–       Joder, ¿pero qué monstruosidad es esa?.

–       Bueno, es lo que hay…dije yo.

–       No puedo más mi almeja babea como un caracol, ¡necesito polla ya!.

–       Vámonos todos, dijo mi padre…

–       Eso, vámonos al hotel, dijo Maria.

De camino al hotel, estábamos excitadísimos, María y Pepa comenzaron a morrease delante de nuestras narices, antes de darnos cuenta estábamos con la bragueta bajada y ellas haciéndonos una mamada memorable, menos mal que el conductor tenía la mampara separada, era una sensación rara, yo allí con la polla en ristre al lado de mi padre en igual condición mientras que ellas se intercambiaban las pollas para decidir cuál de las dos era la mejor, al final decidieron dejarlo en un empate, nos corrimos como bestias tanto mi compañero como yo y ellas dieron cuenta de todo el semen escupido de nuestro cuerpo…yo alucinaba en colores. Cuando el coche paró, ellas se arreglaron un poco el vestido y nosotros nos guardamos el juguete en el pantalón. Una vez en la habitación, estábamos dispuestos a no hacer prisioneros. Yo le levanté la falda a Pepa y ella se bajo dejando ante mí algo que no había visto antes, un coño sin un pelo como el de una muñeca, no me lo pensé mucho y con mi lengua comencé a jugar con su clítoris

–       ¿Dónde has aprendido a comerlo tan bien?, me decía, y yo me limité a decir que a base de ver pelis X, sigue cabrón, me voy a correr sigueeeeee…..agh……Dios…….Joder….ya…ya…..

Sin previo aviso me lanzó un chorro de jugos a la cara como si hubiesen agitado una botella de champán en mi cara….su coño parecía un surtidor me puse perdido, acto seguido la lleve a mi habitación y nos desnudamos allí pude observar sus tetas eran enormes lo menos 120 o más de pecho y tenía un culo duro, lo más parecido a una actriz porno madura y sexy, se notaba que pasaba horas y horas en el gimnasio, la barriga plana, de hecho se le marcaba la tableta de chocolate, era un cuerpo diez. Yo comencé a comerle las tetas como si fuera un Bebé y con mi lengua jugaba con sus pezones, al tiempo que ella gemía, y me pedía que la taladrara con mi polla, yo la puse a cuatro patas y a lo perrito comencé a metérsela con un ritmo frenético, ya había descargado antes…con lo que mi aguante era algo mayor de lo normal, por muy excitado que estuviese, la follé sin contemplaciones puro sexo salvaje, ella se corrió una, dos y hasta tres veces y yo aguantaba como un jabato, no sabía el motivo en condiciones normales yo ya habría descargado, pero seguía con un ritmo bestial, ella no podía más así que recordando la sensación de la enculada, la saqué y comencé a comerle su agujero negro.

–       Que haces, ni de coña me metes eso por el culo…..

–       Tú déjame hacer….no vas a probar algo igual en tu vida…

–       Nooo, porfavoooorrrrr que duele mucho…

–       Si se sabe hacer no duele lo más mínimo. -Me levanté y cogí un bote de crema y le unté bien el ojete, al tiempo que le metía un dedo, con la otra mano jugaba con su clítoris….

–       Ahggg…..esto es diferente….ahora voy entendiendo…..sigue…no te pares…

–       Ahora vamos a por el segundo….-después de jugar con los dos dedos me puse abundante crema en mi polla y comencé a taladrar…

–       Cuidado duele….

–       Relájate…tócate mientras yo sigo…

–       Sigue…..joder…..ahggg..no pares ahora….

–       Ya va entrando….no cierres el culo…relájate….

–       Sigue por favor…….sigueeeeeee, -yo continuaba mi labor, muy lentamente al final esto es cuestión de paciencia más que de otra cosa……

–       Sigue……ya casi no me duele….

Yo, seguía a lo mío, que era perforarle sus entrañas cuando ví que entraba y salía sin dificultad empecé a bombear, primero lentamente, no era cuestión de hacer daño a nadie…..ella jadeaba mientras jugaba con su clítoris…así poco a poco comencé a incrementar el ritmo…..con cuidado….pero procurando disfrutar, al final se soltó completamente y yo comencé a follarla por el culo a una velocidad cada vez mayor…..sus gritos eran cada vez mayores…..y mientras le agarraba de los cachetes del culo, ella no hacía más que disfrutar….poco apoco nuestros movimientos fueron cada vez más acompasados….se notaba que cada vez disfrutaba más hasta que se volvió a correr, fue tan intenso que volvió a derramar una cantidad impresionante de jugos vaginales…me pidió que la follara duro por el culo…a lo que yo accedí y comencé a incrementar la velocidad, cada vez más y más rápido….hasta que por fin….me corrí dentro de sus tripas. No pude más me derrumbe y ella se volvió a correr esta vez los dos a la vez….pero para desgracia nuestra…sus tripas comenzaron a hacer de las suyas y de su culo empezó a salir un empaste de mierda y semen que nos puso a los dos totalmente perdidos, no veáis que vergüenza pasé, y más con las limpiadoras aunque la verdad con una propina de 10.000 ptas. (60 €) a cada una la cosa no pasó a mayores. El caso es que allí estábamos los dos ella con el culo como la bandera de Japón y yo a su lado…

–       Lo siento, no quería…

–       No pasa nada…¿estás bien?

–       He sentido algo que no había sentido antes y mira que he tenido amantes….esto es nuevo para mí…eres todo un experto pese a lo joven que eres..

–       El último año ha sido muy intenso para mí…Vamos a ducharnos y a refrescarnos en la piscina, por lo de la cama no te preocupes….ya me entenderé con las limpiadoras…

–       Me has dejado el culo abierto en canal….

–       No te preocupes, enseguida volverá todo a su sitio….

Nos duchamos, ni que decir que la obsequié con otra soberana comida de coño en la ducha, y me volvió a mear encima. Una vez limpios, nos fuimos a la piscina donde mi padre seguía follándose a María con auténtica maestría y ella gemía como una perra pidiéndole más y más…entonces Pepa comenzó a comerle los huevos a mi Padre, mientras se masturbaba y yo le puse la polla en la boca a su compañera para que me hiciera una mamada, al final todos nos corrimos. Lo impresionante vino después cuando las dos siguieron comenzaron a besarse e intercambiarse el esperma de la boca de con el del coño en un sesenta y nueve glorioso…mi padre al ver el culo de Pepa..alucinó…

–       ¿Qué coño le has hecho? Mira como tiene la puerta de atrás…

–       Pues una enculada de categoría….dije yo

–       Qué cabrón…

–       ¿Te ha dado por culo? Preguntó María con la cara llena de jugos varios..

–       Sí, y me ha gustado mucho….

–       ¿No te ha dolido?

–       No, aquí el amigo es todo un experto….además me ha proporcionado un orgasmo impresionante…

–       ¿quién te ha enseñado esas cosas?………….mejor no me contestes…dijo mi padre

–       Yo no voy a ser menos, ¡quiero dos pollas! Una por delante y otra por detrás….

–       Yo me niego a follar a la misma con mi hijo…

–       Venga papá y te dejo el culete a ti….

–       Vale pero enséñame a encular primero….

–       Bueno creo que Pepa te puede ir enseñando, mientras yo voy preparándolo todo. María, Ven conmigo al cuarto de baño que voy a prepararte…

–       Ok…mi niño vamos allá.

Agarré a María de la cintura y nos fuimos al cuarto de baño, ya dentro le explique qué mejor que hiciese un poco sitio en la tripa, o sea que plantara un pino, si no íbamos a tener una sorpresa como lo que pasó con Pepa,

–       Jajajaja…….. siempre se queja de que está estreñida, le has dejado nueva……

–       Bueno, pues te dejo y cuando acabes me avisas que hay un par de cosas que hacer…

–       Shhhhhh, ya he terminado….

–       Bueno vamos a darnos una duchita juntos…dije yo..

Nos metimos en la ducha y comencé a limpiar el cuerpo diez de María con el esmero propio de una Geisha, notaba como mi compañera se estremecía poco a poco con gemiditos, era una cachonda tremenda…no pude aguantar más y comencé a bajar a inspeccionar sus bajos personalmente, comenzando con su clítoris, de ahí pase a penetrarla con mi lengua, mientras había empezado a lubricarle el culo haciendo circulitos a su alrededor.

–       ¿Qué me estás haciendo?….sigue, cabrón….joder que me pasa…estoy …estoy…..aaggg…-ni que decir tiene que acababa de correrse.

–       Tu tranquilízate, veras como te gusta….-mientras embadurnaba mis dedos con cremita…relájate, va a ser una experiencia única.

Ella se retorcía de placer, mientras yo diligente como si un artesano del sexo fuese, le perforaba su tercer ojo con un dedo y lo lubricaba por dentro y por fuera, ella estaba encantada, al menos eso creo…a veces acojonaba un poquito…..agh….gritó cuando le metí el segundo dedo, mientras mi lengua seguía jugando con sus labios, y con mis dedos conseguía abrirme camino en territorio virgen. Acto seguido la apoye contra el lavabo y desde atrás se la metí de una en el coño, ella volvió a gritar, que escandalosa, y mientras le follaba por detrás, yo le iba metiendo el dedo en el culo, se notaba que disfrutaba ya que se movía rítmicamente con mis embestidas, se notaba unos movimientos más acompasados era una folladora magnifica, de lo mejor que he visto en mi vida. Me gusta que las mujeres se impliquen en el sexo, muchas veces me he llevado decepciones enormes con tías que son impresionantes y que después en la cama es como si fueran muñecas hinchables, y otras veces he acabado con auténticas maestras amatorias que eran realmente feas…quizás es porque al no tener la naturaleza de su parte, ellas han tenido que saber evolucionar para no extinguirse.

Perdonad pero a veces desvarío bastante, el caso es que allí estaba yo follándome a una auténtica MILF, con cuerpo de pornostar madurita, metiéndole la polla por el coño y el dedo gordo por el culo….cuando finalmente se corrió con un orgasmo sonoro…ya esta lista…

–       Prepárate…ahora relájate, para esto hay que ser paciente, no quiero que mi padre te haga daño por animal….-mientras  lubricaba mi polla con crema y así que pudiese deslizarse poco a poco.

–       Ok, estoy en tus manos….pero hazlo ya estoy caliente…

Sorprendentemente, la punta entró con facilidad, se nota que estaba tranquilita y que confiaba en mí, aunque a veces cerraba lo que no hacía más que aumentar mi placer, esta vez podía ver su cara puesto que estábamos frente al espejo del cuarto de baño y os puedo asegurar que me acojonaba puesto que fruncía el ceño como si le doliera, pero me pedía que no parara que si Pepa era capaz, ella no iba a ser menos, menudo par de máquinas de sexo. Conforme mi polla avanzaba, yo le dije que jugara con su rajita para aumentar el placer cosa que ella empezó a hacer y la cara se fue tornando poco a poco en placentera hasta que se derrumbó y se corrió como una perra..mi cara era de satisfacción había conseguido que dos mujeres maduras y expertas se hubiesen corrido varias veces….una vez se corrió…yo le saqué la polla para ver mi obra de arte, ella se dio la vuelta y se metió la polla hasta los huevos, impresionante, realmente era una maestra en el arte del sexo oral, y eso es difícil de encontrar hoy día, a María se le notaba que disfrutaba con una polla en la boca, ya no podía más….mi corrida fue abundante y ella se lo trago como si fuera una delicatesen. Me encantaba la cara de gusto que puso….nos fundimos en un beso largo y apasionado, metiéndome la lengua hasta la garganta, la verdad es que habíamos disfrutado de una sesión placentera casi única para los dos. Mi padre tenía razón, el sexo con una mujer madura y de mente abierta es único y no es comparable con el de las mujeres jóvenes, las dos tienen sus cosas buenas, pero son distintas, las jóvenes son ardientes explosivas son un subidón, rápido. Por el contrario las maduras son más constantes y pacientes y te llevan al séptimo cielo si te lo sabes currar bien, pero también son más exigentes. Con el paso del tiempo, descubrí que toda mujer tocando las teclas adecuadas puede ser un amante excepcional. Aunque estoy en contra de la famosa frasecita que dice que no hay mujeres frígidas sino hombres inexpertos, por desgracia para ellos ese problema existe y es una realidad. No obstante, hay mujeres y hombres, que están “mal follados”, si consigues que tengan un orgasmo en condiciones se entregan a ti por completo, lo de los hombres no lo puedo asegurar, pero cuando un tío es capaz de dejarlo todo por una mujer por algo será. Una vez más me he vuelto a ir por las ramas, el caso es que una vez visto el agujero de mi amante entregada la metí en la ducha y una vez seca está preparada para el paso siguiente….-Ahora, vamos a ver que hacen los otros..-acto seguido fuimos a la piscina y para mi sorpresa mi compañero de orgía estaba dando una enculada soberana a Pepa, que estaba a cuatro patas, me reí al ver el charco de jugos vaginales que había debajo, obviamente se había corrido en plan sifón, una vez allí yo me tumbé en el suelo y María comenzó a cabalgarme cuan potro salvaje, el espectáculo era precioso su cara de gozo así como el bamboleo de unas tetas que daba gusto verlas al igual que Pepa tenía unas tetazas enormes con unas marcas de bikini que las hacían más morbosas si cabe, estaba hipnotizado con ese movimiento mientras agarraba su culo rocoso y de vez en cuando le daba un par de azotes que incrementaba nuestro goce, no me di cuenta pero al cabo de un rato, mi padre estaba detrás de ella encarándola con su pollón en la puerta trasera, se la fue introduciendo lentamente. En poco segundos María estaba siendo taladrada por dos pollas al mismo tiempo, mientras que Pepa se sentó encima de mi cara para que le comiera el chichi, menos más que mi padre se había corrido en su boca, no me hubiese gustado mucho comerme el esperma de otro, no soy tan liberal en ese sentido. El final apoteósico para una noche increíble, María lloraba de puro placer, a mí no me gusto mucho  puesto que tener tanta gente encima con el calor que hacía me estaba machacando bastante, amén de sentir la polla de mi padre casi en contacto con la mía, pero merecía la pena intentar devolverles a ellas todo el placer que nos habían entregado. Por fin se corrieron ellas dos, con el consabido sifonazo de Pepa en mi cara, al igual que mi padre que se corrió en la cara de María. Al levantarse, Pepa se coloco encima de mí…”yo no voy a ser menos” dijo..y repetimos el mismo numerito que con su amiga otra doble penetración…bombeamos como animales yo aún no me había corrido y mi padre aguanto, a pesar de su edad, como un jabato. Pepa se corrió como una bestia en celo dejándome un bonito arañazo en el pecho, a ver como explicaba yo el tema luego. Estaba jodido porque después de dos dobles penetraciones aún no había sido capaz de correrme por lo que agarré a María y la puse mirando para Cuenca, de manera que la enculé de un solo golpe, la pobre pensaba que iba a ser por el otro agujero, y dio un grito espectacular, al final la folle por el culo mientras Pepa me chupaba los huevos, no pude más, me corrí como un salvaje….nos arrastramos como pudimos a la cama de mi padre puesto que la mía esta inservible por culpa del accidente de Pepa. Nos levantamos tarde, nos dimos un baño en la piscina y las acompañamos a su casa para se cambiaran, y pudiéramos ir a comer. Al terminar, Pepa me dio un morreo, haciéndome prometer que volvería a verla cuando volviese a Canarias. Nosotros volvimos al hotel a descansar, la mala suerte fue que no pudimos repetir con nuestras amigas, el problema, habían llamado a mi padre del trabajo había un asunto que no podía esperar, al día siguiente tuvimos que volver a la península.

–       Ha sido la mejor experiencia que he tenido nunca..gracias hijo.

–       Gracias a ti, ahora entiendo lo que quería decirme Jen, necesito de experiencias para ser una persona más preparada y esto forma parte de la universidad de la vida.

–       Hombre, me dijo mi padre, esto es una pequeña parte, lo relativo al sexo, pero hay muchas cosas, tienes que aprender a relacionarte con las personas e intentar ser el mejor posible en lo que quieras hacer y eso no lo vas a conseguir apegado a las faldas de nadie, eso es una cosa que tienes que hacerlo tú solo.

–       Gracias Papá, este consejo lo tendré presente toda mi vida…

Estaba absorto con mis pensamientos, cuando de repente una voz femenina me preguntaba si deseaba algo para comer…..seguía en el avión de vuelta a EEUU, la cancioncilla machacona seguía en mi cabeza..

But of all these friends and lovers

There is no one compares with you

And these memories lose their meaning

When I think of love as something new

docestrange

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *