Se la chupo a mi vecino hasta que se corre

Hola, este es mi primer relato, me describo brevemente: En esta página usaré el nombre de Keyla (no es mi nombre real, ni ninguno de los nombres mencionados aquí jeje, pero el relato sí es real), actualmente tengo 22 años y me gusta mucho hacer ejercicio, por lo que tengo unas pompis firmes y un busto naturalmente grande (32D). Soy blanquita y de ojos marrones con pelo negro. Por el ejercicio tengo la costumbre de usar tops y leggings.

Bueno, esta historia que les cuento es de cuando era adolescente,  y fue mi primera experiencia sexual, por lo que el relato es 100% real.

De adolescente vivía con mi mamá en una colonia algo ‘suburbana’ de Huatulco, en un condominio en donde desde niños todos los vecinos salíamos a jugar, por lo que tenía muchas amistades, uno de ellos se llama Julio. Ya comenzaba a ponerse bien guapo, pues era alto, moreno y con muy buen porte.

Un día me escribió por Whatsapp…

Julio: Hola Key, cómo andas?

Yo: Aguantando el calor jaja y tú?

Julio: Jaa ya sabes que yo no sufro en el aire acondicionado

Yo: Uyy bien sencillo el muchacho

Julio: Pues vente para que no te mueras de calor jaja podemos jugar al play como en los viejos tiempos

La verdad no vi nada de malo en eso, ya que de niña había ido varias veces a su casa con otros amigos, aunque nunca había ido sola

Yo: sólo nosotros 2?

Julio: Qué tiene? Jaja mi mamá también está en la casa

En este punto no vi ningún problema con ir, además mi mamá no estaba en la casa y realmente no había mucho que hacer

Yo: Bueno, nada más me baño que me acabo de despertar, te aviso cuando vaya, va?

Julio: Claro, te espero

Me bañé y me puse unos leggins con una blusa rosa, algo fodonga me veía la verdad jeje pero por lo menos no me veía recién levantada

Yo: Ya voy para allá, ehh, te toco la puerta

Julio: Va, va

Llegué a su casa, toqué la puerta, me saludó de beso en la mejilla y me invitó a entrar a su sala, que consistía en unos sillones y la tv. Aquí pude observar como su mirada se desvió hacia mis pechos, ya que la blusa daba una buena visibilidad de estos, pero no le di mucha importancia. Me dio un control y empezamos a jugar y platicar de cosas banales. Así estuvimos unos 5 minutos hasta que su mamá bajó y le dijo que iría al súper y regresaría en 1 hora, por lo que nos quedamos completamente solos.

Como ya había dicho, esto no me pareció malo, ya que había estado ahí antes.

Al poco tiempo de que se fue su mamá, él se empezó a acercar bastante a mí, y noté cómo bajaba su mirada a mis bubis cada que me decía algo.

Así estuvimos un rato jugando un juego de peleas hasta que me paré por un vaso de agua y al regresar noté un bulto en su pantalón, la tenía bien dura y no hacía mucho esfuerzo por disimularlo. Yo me sonrojé y la verdad me sentía muy nerviosa, a una parte de mí le excitaba que estuviera tan duro por mí, y el hecho de estar a solas con un hombre en una casa.

Me senté para seguir jugando y tratar de no pensar en eso y me venció en el juego.

Julio: ¿Qué pasó Key? Hasta parece que te dejas vencer jaja

Yo: Jaja ya sabes que siempre he sido mala en los videojuegos

Julio: Y si lo volvemos más interesante?

Yo: Cómo así?

Julio: Sí jaja que toque castigo para el que pierda

Yo: qué tipo de castigo?

Julio: Mmmmm tengo flojera de levantarme, así que si gano esta me traes un vaso con agua a mí jaja

Yo: Y si yo gano qué?

Julio: Entonces tú me puedes pedir que haga algo

Yo: Va! Me late

Seguimos con el juego y me ganó por casi nada ☹ tuve que ir por su vaso con agua. Él sólo dijo que así le gustaba que cumplieran los retos jaja así que jugamos otra y esta vez yo le gané

Yo: Parece ser que los papeles se han invertido jaja quiero un chocolate Ferrero de los que están en la barra

Julio: Pues agárralo

Yo: No, tú me lo traerás

Se paró de su asiento y tenía una erección masiva, al percatarse de esto y de que yo lo vi me dijo “emmm…”, se puso bien rojo y se quedó inmóvil

Yo: Jajaja qué pasa?

Julio: Es tu culpa

Yo: jaja qué es mi culpa?

Julio: Esto, no te hagas la que no sabe (lo dijo mirando hacia su pene)

Se fue antes de que yo respondiera, pero la verdad me empezaba a calentar, incrementaba la tensión sexual entre nosotros. Finalmente me dio el chocolate.

Yo: Me alegra que sepas aceptar la derrota

Julio: Jaja no te acostumbres

Seguimos jugando y esta vez me ganó…

Julio: Parece ser que ahora te toca a ti cumplir un reto jaja préstame tu mano

Agarró mi mano y la fue subiendo por su pierna hasta llegar a su pene y dejó mi mano ahí

Yo: Emm… ya la puedo quitar?

Julio: Todo lo contrario, ahora te toca jugar con este joystick

Yo: Ammm no lo creo

Pero rápidamente puso su mano sobre la mía y la mantuvo en su pene

Julio: Sólo un minuto, sí? Jaja Sólo mueve tu mano por encima y ya

Yo: Esto se va a quedar entre nosotros?

Julio: Sí

En este punto no dije nada y sólo moví la mano por encima de su pantalón como me dijo, podía sentir como se ponía cada vez más grande y duro su pene. Yo me estaba excitando muchísimo, en eso se acerca a mí y me besa súper rico en la boca, metiendo la lengua y se le notaba muy excitado también.



En este punto la verdad me ganó la calentura y lo seguí besando mientras le sobaba el pene. En eso se abalanzó sobre mí besándome y me empezó a manosear todita, estaba súper mojada y podía sentir como tallaba el pene en mis leggins, era muy muy excitante y estaba súper prendida.

En eso noté como sus manos comenzaron a subir por encima de mi blusa hasta llegar a mis tetas y me las empezó a manosear bien delicioso, jamás me habían manoseado las bubis antes. Luego bajó un poco y me empezó a besar por el cuello hasta lo que estaba visible de mis bubis por la blusa. En eso lo detuve.

Yo: Espera, esto está yendo demasiado rápido, nunca había hecho algo así

Julio me terminó convenciendo de que sólo nos quedaríamos en ropa interior y de ahí no pasaría, así que accedí, aunque me quité sólo la blusa para quedar en bra. Julio sólo quedó en bóxer y me prendió más verlo así ya que tenía un cuerpo atlético por el ejercicio, a pesar de ser bastante joven.

Me dijo que me parara y me comenzó a besar así, esta vez mientras me agarraba mi culito, me tenía totalmente excitada, luego me fue besando todo lo que podía de las bubis, bajando hasta el abdomen hasta que finalmente me bajó los leggins.

En eso me recostó en el sillón y me comenzó a besar como antes de quedarnos en ropa interior. Así estuvimos cachondeando un rato hasta que me dijo: “Te quiero besar ahí” .

Yo estaba tan excitada que no dije nada y lo dejé que fuera bajando besándome. Así bajó hasta llegar a mi conchita, hizo mi calzón a un lado y me comenzó a meter la lengua. Al principio era un poco raro y me incomodó un poco… pero eventualmente lo encontró, encontró mi clítoris y ohh dios, comencé a gemir como nunca lo había hecho. El al percatarse de esto siguió haciendo lo mismo y sí que funcionó, era completamente suya en este punto, me lamió súper rico hasta que tuve un orgasmo delicioso. Él siguió chupándomela un poco más, hasta que se detuvo y me besó en la boca. Esta vez por mi cuenta le empecé a agarrar el pene y a sobárselo por encima del bóxer. Él me metió la mano adentro y pude sentir su pene por primera vez directamente en mi mano, ya estaba escurriendo bastante líquido preseminal, así que tenía mi mano llena de esto mientras lo masturbaba.

Entonces me dijo: “ahora yo quiero ver cómo me besas ahí” y me dirigió la boca hacia su pene.

Yo: Nunca he hecho esto antes…

Julio: No te preocupes, yo te digo cómo, primero sácala de mi bóxer

Como me sentía algo incómoda en el sillón, me bajé al piso y me puse de rodillas, estando así le bajé el bóxer y salió su deliciosa polla, le medía unos 15cm pero para mí se veía enorme.

Yo: No estoy segura de qué hacer

Julio: Sólo lámela como si fuera una paleta con tu lengua

Y eso hice. La verdad inicialmente no estaba tan dura, pero tan pronto empecé a hacer eso se le paró realmente rico. Noté que le estaba gustando y yo sólo la lamía por los lados del glande y le lamía el frenillo como gatito jaja.

En eso me dijo: ahora métetela en tu boca y sigue haciéndole así con la lengua

La verdad por mi inexperiencia sólo me pude meter la cabecita y un poco más y ya sentía que me estaba ahogando jaja él se veía que realmente lo disfrutaba, me decía que la chupaba súper rico y noté que me excitaba más que elogiara la forma en que se la estaba chupando.

Así se la seguí mamando por 5 minutos más hasta que se me dijo que ya se iba a venir. Yo sólo seguí chupando hasta que sentí un chorro caliente en mi boca. En eso me dijo que ya no me moviera y escuchaba cómo hacía sonidos de placer, se estaba viniendo súper rico en mi boca.

Cuando la sacó la verdad no supe qué hacer con su semen jiji así que me lo tragué todo, era un sabor algo salado, pero no tan desagradable

Julio: Eso fue increíble Key

Yo: Sí que lo fue

En eso me acordé de que ya hacía más de 1 hora que su mamá se había ido.

Yo: Oye… creo que mejor me voy, antes de que llegue tu mamá, no vaya a pensar cosas (estaba algo paniqueada de que se fuera a enterar)

Julio: No tienes que irte, podemos seguir jugando videojuegos, no se enterará, tu tranquila

Yo: No, sí, lo mejor es que me vaya, te escribo por whats, va?

Me fui a mi casa y cuando llegué noté que mi panochita estava chorreando… estaba tentada a volver y pedirle que me cogiera, pero me contuve.

Key

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *