Por culpa de mi novio me cogió un viejo III

Después de lo sucedido, me sentía más morbosa, caliente y sin pena de buscar algo más, mi novio Jaime seguía de vacaciones y pues yo ya había perdido la prudencia y pena.

Ese día después de haber recibió esa follada por mi boca que me dio Misael, me quede con sensación de poder ser follada por él, solo me quedo como opción masturbarme mientras me bañe, y después en la noche antes de dormir, fantaseando y recordando en cómo me volví con ese tipo, y la imagen que veía en mi imaginación era de un tipo mayor y que a simple vista no tendría ni la mínima oportunidad de poder follarse a una chica como yo, y me daba una calentura enorme.

Al otro día, como era ya rutinario estuve ayudando en el local de mis papas, y en mi cabeza seguía aun con las ganas de ser follada, tanto estuve así distraída por el tema y caliente, fue cuando recordé que había dejado su número, y fui directo a la camioneta de mi mama, y encontré la libreta, busqué la hoja y la encontré, la arranque para guardarla.

Registre el número, e inmediatamente revise si tendría WhatsApp, y ahí estaba su foto de perfil de un carro, y con duda solo me quede pensando si sería su número. Pasaron unas horas y me arme de valor y mande un mensaje, -Hola Misael ¿Cómo estás? – y mi calentura y corazón empezó a palpitar fuerte. Me sentía ya super húmeda en mi interior.

Después de una larga hora o quizá dos, me llego respuesta -Que bueno que me escribes putita, porque necesito alguien a quien darle verga ahora-, eso de inmediato me puso caliente, y me quede pensando en que responderle, y creo que mi cara reflejaba felicidad porque me contestara, porque mi mama se dio cuenta y me pregunto qué porque estaba tan feliz.

Tan caliente le conteste a Misael -Ahora no puedo ir, pero puedo salir en la noche-, y nuevamente entonces me contesto -Esta bien, esperare para cogerte, y espero que te vuelvas a quedar conmigo, tengo muchas cosas nuevas que hacerte-, inmediatamente la sensación muy rica me inundo pensando en todo eso, para ese momento ya me había convertido adicta al sexo, o al menos algo me hacía seguir buscando a Misael.

Entonces le pedí permiso de salir, y que me quedaría en casa de una amiga, ya que me cuestionaron porque sabían que Jaime no estaba, no me costó mucho convencerlos y entonces me fui a arreglar, estaba nerviosa por verlo y ya entradas las 7 PM, me dedique a arreglarme, para ese momento Jaime me marco para platicar y decirme como se la estaba pasando, mientras el me marco yo escogía la ropa que me pondría, el me pregunto qué hacía, y pues le dije que saldría con Tania (mi mejor amiga), entonces terminamos la plática, nos despedimos y me dijo que me divirtiera.

En eso recibí un mensaje, era Misael -Bien puta, creo que ya es hora de que llegaras, ¿vendrás? O me voy- e inmediatamente le envié un mensaje de voz – ¡Ya voy!, estoy esperando el Uber-, después de eso me apure, y pedí el Uber, antes de salir me fije como me veía en el espejo y me puse a pensar el cómo llegue a sentirme así y arreglándome para un viejo verde, me había vestido con un short blanco pequeño que hacía lucir mis piernas, una blusa tipo ombliguera color obscuro con estampados de flores, y claro debajo de todo me puse un conjunto que hacía tiempo había comprado para darle una sorpresa a Jaime pero que por pena no lo había hecho, era un conjunto de tipo encaje con transparencia, en pocas palabras se podía ver mi cuerpo desnudo completamente.

Llego el Uber y entonces me puse mi sweater, y le avise a mi mama que ya me iba, cuando llegue de nuevo a la plaza comercial, camine hacia donde nos encontramos por primera vez, y le marque -Hola Misael, estoy aquí esperándote- y él me dijo -Vaya, vaya, nos hiciste esperar mucho, pero ¿dónde estás?, después de explicarle colgué y me quede ahí esperando, y me puse a pensar en que él había dicho que los había hecho esperar. Y cuando me di cuenta llego Misael, pero venia acompañado, venia con el tipo que la otra vez nos vio, y Misael me dijo – Que bien puta, si viniste- e inmediatamente me sonrojé por el tipo que me veía de una manera muy morbosa, y le dijo -Esta bien buena wey- y Misael dijo -muy bien mira, hoy esta así la movida niña, este wey quiere que le hagas lo mismo que a mi en tu camioneta-, yo me quede helada, cosa que no esperaba.

Y el tipo que se llama Lalo, cosa que después supe, rompió el silencio diciendo -Vamos niña, se ve que te encanta la verga- dando un movimiento agarrándose sobre su pantalón, yo para ese momento no sabía si sentía morbo y calentura o nervios y miedo por estar ahí enredada en todo, me quede muda, y los dos ahí convenciéndome de hacerlo, y de la nada volvió a sorprenderme Lalo porque de un movimiento me tomo de la mano y se la llevo a su pene, y ufff se sentía aún más grande que el de Misael, y como si se activara algo en mí, solté la primer palabra -Vamos, hare lo que quieran-.

De inmediato soltaron una risa, y medio que se debatieron de donde ir, y dijeron -Vamos niña- y comenzaron a caminar, y claro yo detrás de ellos, mientras íbamos caminando los observaba y no me explicaba como dos tipos, viejos verdes, sucios me estaban convenciendo, los seguí hasta la parte del estacionamiento que se ubica en parte como sótano, había ya pocos carros, entonces llegamos a una parte al fondo, estaba un como cuarto cerrado con candados donde creo están las cosas que controlan la luz de la plaza y había un pasillito a lado que daba a la parte de atrás y ahí estaba un como espacio donde al parecer guardaban sus cosas, había una mesa con comida y cosas así.

Lalo le dijo a Misael -Wey ya se fueron los bolas, pon la lamina en lo que pongo la lampara-, y el le respondió -La pongo e iré por unas cervezas, en lo que paga lo que te debe, después me la llevare a mi casa-, y yo sin decir nada hasta que regreso Lalo con una extensión con un foco y la coloco para alumbrar un poco y me dijo -Bien niña, no perderemos el tiempo- al mismo tiempo que bajo su pants y dejo salir su miembro que ya se veía que estaba un poco durito, y acercándose a mi me sujeto del cabello y me hizo bajar, el olor que me llegaba era un poquito desagradable pero no me dio tiempo a nada, me sujeto y me dijo -abre la boca puta- y como si no pudiera oponerme a nada me lo introdujo en mi boca.

Comenzó a follarme la boca literalmente, solo duro un poco follandome la boca para separarme y buscar donde sentarse, y después decirme -Ven putita rica, comete tu caramelo-, y claro yo ya caliente por la forma de tratarme me acerqué y comencé a hacerle oral como toda una zorra, solo se escuchaban mis chupadas y sus gemidos de placer, yo la sentía tan dura dentro de mi boca que mas me excitaba. No sé exactamente cuánto estuve haciéndole oral, pero escuche un ruido y me espante me levante de inmediato y se escucharon las risas, era Misael que entraba y dijo riéndose -Vamos puta, te vez increíble mamando verga-.



Y no se porque respondí -te gustaría mas si mi lengua estuviera sobre la tuya-, y Lalo y Misael se quedaron viendo, y lalo me volvió a sujetar para que se la chupara, mientras le decía a Misael, -déjame su boca tu si quieres cógetela-, y sentí las manos de Misael tocándome por todos lados, y me comenzó a quitarme el short, quedando en interior solamente mientras que Lalo ya tenia una de sus manos dentro de mi bra masajeando mis pechos, me quite mi blusa, me pareció que les gusto lo que vieron ya que me enderezaron y los dos se sentaron, me vieron muy impresionados con el conjunto que me había puesto, y Lalo saco su celular y me tomo foto, cosa que no me opuse y Misael dijo -No perdamos tiempo, ya quiero cogerla duro-.

Y Lalo se levantó y volvió a llevar mi boca a su miembro, mientras Misael como sentí comenzó a frotar su mano y a meter un dedo en mí, yo para ese momento sentía tan rico estar en medio de los 2, y después sentí claramente como Misael estaba dando arrimones y con su miembro, lo sentía demasiado duro y me hacía gemir, pero al mismo tiempo Lalo me sujetaba para que entrara mas su verga en mi boca.

De repente Misael le dijo a Lalo, -Sujétala wey, que le romperé su culo-, claro yo no sabia a que se refería, hasta que me hizo aun lado mi braga y empecé a sentir la presión que ejercía sobre mi ano, y le dije – ¡Espera por favor no! -, pero hizo caso omiso y poco a poco sentí como se abría paso dentro de mí, a mi sentía que me quemaba y un dolor desgarrador, después de eso comenzó a cogerme hasta que sentí acoplarme y a sentir un pequeño placer.

No sé cuánto tiempo estuvieron cogiéndome así, hasta que quisieron cambiar, pero Lalo me hizo subirme sobre el y el si me penetro normalmente, mientras que Misael no se a donde fue, pero su gran miembro de Lalo para mí era suficiente, sentía tan rico y mordía mis pechos y me decía que era una puta, que le encantaba y cosas así, después vi como regreso Misael diciendo -Tienes el culo tan apretadito que me encanta-, y se fue directo hacia mí, e intento volver a penetrarme y vaya que si sentí dolor desgarrador nuevamente pero tan excitada estaba que lo deseaba, y con los dos dentro de mi sentí algo inexplicable, como si los dos se pusieran de acuerdo y ya lo hubieran echo me estaban cogiendo los dos al mismo tiempo, después de un rato sentía tan riquísimo.

Misael no paraba de decir -¿Cómo no intente esto antes, puta? -, -Estas bien apretadita-, a tal grado que Lalo pidió su turno, y después de un rato le dio oportunidad, y Lalo claramente se sentía mas grande y gracias a que ya me había dilatado Misael para lalo fue más fácil penetrarme, pero si no me equivocaba, él tenía más grande su verga.

Después de unos pocos minutos sentí como eyaculo dentro de mí, un gemido de parte de el y me apretó contra él, una sensación rara que no había sentido hasta el momento, y al sacar su miembro sentí como el líquido caía por mis piernas, y Misael viéndonos dijo -Vístete ya puta, nos vamos, ya te di oportunidad lalo, pero yo aun tengo cosas que hacer con ella, pero en mi cantón-.

Yo no entendía mucho de lo que pasaría, pero lo que había pasado era muy nuevo para mí, fue una noche muy larga por lo que decidí dividirla en 2.

danielita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *