“Por qué escogí una carrera en pornografía”

“Mis amigos me llaman Jade, pero mis seguidores en Twitter me conocen como Carly Rae”.

Así explica esta joven de 23 años de Manchester, Reino Unido, por qué decidió dedicarse al mundo de la pornografía a pesar de haber estudiado diseño de moda en la universidad.

“Mi elección profesional, el dedicarme a la pornografía, conmocionó a muchos”, reconoce.

Y por ello, para explicar la razones que la llevaron a tomar esa decisión, participó en un documental de la BBC titulado Jade: Why I Chose Porn (“Jade: por qué escogí el porno”).

La joven asegura que “no se arrepiente de sus decisiones” y que dedicarse a la pornografía “mejoró su vida”.

En el porno los hombres me tratan con respeto, pero en la vida real no tanto.

Jade

Jade, sin embargo, fue víctima de abuso sexual y sufrió algunos problemas psicológicos antes de entrar a mundo de la pornografía.

Y especialistas como el psicólogo James Griffith, de la Universidad de Pensilvania, en EE.UU., creen que esos son dos factores altamente relacionados con las “estrellas” del negocio de las películas para adultos.

“Son necesarias más investigaciones sobre la salud e identidad sexual y otros aspectos del negocio la industria pornográfica, pero es una cuestión complicada debido a la negativa de algunos actores a colaborar con los investigadores”, le contó Griffith a LiveScience.

Situación complicada

Cuando Jade se graduó, en el verano de 2015, decidió que no se dedicaría a la moda.

En su día lo pensé. Quería ser diseñadora de moda y tener mi propia marca, o trabajar para un diseñador importante”, recuerda.

“Pero si hoy quisiera un trabajo como ese, tendría primero que ser becaria y no cobrar durante un año“, se lamenta.

“No me lo puedo permitir. Tengo que pagar la renta y los recibos”.

Con el porno, hoy gana US$1.500 por un fin de semana rodando realidad virtual en Barcelona o US$800 por 14 horas de trabajo en Praga.

“Si lo divides, son como US$57 por hora. Eso sí, si cuentas el viaje de ida y de vuelta, se queda en 10”, aclara.

Vía BBC

Deja un comentario