Las 6 causas que han hecho que se te quiten las ganas de practicar sexo

Todos, en algún momento de nuestra vida, pasamos por un periodo en el que no nos apetece mantener relaciones sexuales, ni siquiera con nosotros mismos. Estamos demasiado cansados, enfadados… y preferimos tirarnos en el sofá a ver la televisión antes que desnudarnos y demás.

Si es tu caso, no te preocupes. La falta de interés en el sexo es un problema muy común en las parejas, especialmente si llevan mucho tiempo. Lo asegura un estudio británico publicado en ‘BMJ Open’. Los investigadores preguntaron a más de 11.000 hombres y mujeres de entre 16 y 74 años que habían tenido pareja en el último año. Los resultados concluyeron que, en general, el 34% de las mujeres y el 15% de hombres dijeron que habían perdido el deseo sexual al menos durante tres meses al año.

Además, la disminución del deseo sexual es más que normal a medida que se envejece: al menos un 70% de las mujeres que participaron en la investigación, todas entre los 40 y 65 años, declararon que cada vez tenían menos ganas de sexo, detalla un estudio publicado en el ‘Journal of Sexual Medicine‘.

Ahora que sabemos que es corriente, vamos a ponerle solución o, al menos, saber lo que lo causa.

1) Estrés

La doctora Rachel Carlton Abrams explica en ‘Healthista‘ que lo que ve en su consulta es que “muchas mujeres están, literalmente, demasiado ocupadas para el sexo, lo cual es muy triste…”.

“Se ha descubierto que la actividad sexual reduce la mortalidad y las tasas de enfermedad, mejora el perfil hormonal y reduce sustancialmente el riesgo de depresión”, detalla la experta, que recomienda a las mujeres que se autoexploren: “Las claves para relanzar el impulso sexual incluyen usar tu cuerpo, físicamente, de manera regular. Tómate un tiempo para el placer”.

“Si no consigues meter el sexo, tanto contigo como con otra persona, en tu agenda, este no aparecerá espontáneamente”, advierte Carlton.

2) Monotonía

Hacerlo siempre con la misma persona, en la misma posición y en la misma cama, repitiendo rutina sexual de hace años, hace añicos la libido de cualquiera. La monotonía no es amiga del deseo sexual.

La terapeuta Cyndi Darnell recomienda un cambio de escenario, como por ejemplo pasar una noche de hotel, un territorio neutral perfecto para avivar la llama de la relación. Tampoco están de más la lencería, las velas… todo vale con tal de conseguir ese cambio de mentalidad.

3) Relaciones malas

Si has tenido relaciones sexuales malas en el pasado, o has sufrido un trauma a causa de una agresión sexual, tu libido tendrá problemas. “Nuestros genitales son el área más privada y vulnerable de nuestros cuerpos”, asegura Carlton. “Cuando la mayoría de las mujeres experimentan un trauma sexual, en general apagan las sensaciones en sus genitales y sus sentimientos sexuales”, añade.

“Comienza a sanar y desarrolla confianza en tus instintos sexuales, solo teniendo sexo cuando realmente lo desees. Tus ganas aparecerán cuando tu cuerpo anticipe que el sexo solo sucede cuando tu cuerpo está listo”.

4) Falta de autoestima

Si no está satisfecho con tu aspecto, es probable que no quieras que alguien te vea desnudo. “Es irritante que la imagen de lo que se considera sexy en los medios de comunicación esté tan lejos del cuerpo real de las personas“, señala Carlton.

“En caso de que te preocupe que el sobrepeso pueda afectar tu capacidad de ser sexual, estudios reales de este muestran que las mujeres con sobrepeso u obesas tienen tanta libido sexual y capacidad orgásmica como las demás”.

5) Medicamentos

Algunas pastillas pueden afectar a la libido, como los antidepresivos, pues minan los pensamientos negativos… pero también el rendimiento en la cama. Como los pacientes que los toman están viviendo ya de por sí una situación delicada, es importante recordar que son las píldoras las que causan la disfunción, para no preocuparse de más.

Las píldoras contra la alopecia también afectan al deseo, según afirma la doctora Radha Modgil, especializada en salud sexual. Además, según un estudio realizado con 71 hombres en la Universidad de Washington, los efectos de las pastillas contra la alopecia pueden causar disfunción eréctilpermanente. Aunque muchas de las conclusiones de los diferentes estudios apuntan a ello, no hay pruebas concluyentes de que los hombres que se quedan calvos sean más viriles.

6) No hay conexión

Si te resulta difícil confiar en alguien, probablemente también irte a la cama con ella. “Si no quieres tener relaciones sexuales porque estás enfadado con tu pareja, no tiene nada que ver con tu salud, descanso o tener suficiente testosterona”, explica Carlton. “Tiene que ver con tu relación y, al contrario de lo que pudiste haber visto en películas, las peleas y la falta de confianza no conducen a una vida sexual mejor”.

La confianza es el ingrediente número uno necesario para una vida sexual feliz y saludable. “Si no confías en tu pareja, ya sea emocional o físicamente, será muy difícil tener una vida sexual fogosa”.

Vía: ACV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *