Es fundamental en el sexo para las mujeres. Y no lo has pensado

Las mujeres son más complicadas y/o menos simples que los hombres en el dormitorio. De hecho, hay algo que priorizan y que les hace sentir mucho más satisfechas con su vida sexual. Y no es otra cosa que dormir bien. Así lo asegura un estudio de la Clínica Mayo.

Los investigadores, que analizaron datos de 93.668 mujeres de 50 a 79 años, descubrieron que aquellas que dormían menos de 7-8 horas cada noche tenían menos probabilidades de estar satisfechas con su vida sexual, en comparación con las que descansaban más tiempo. El insomnio también pareció disminuir la probabilidad de que una mujer creyese que sus encuentros eran plenos.

Si bien nadie sabe con certeza por qué menos horas de sueño pueden conducir a una menor satisfacción sexual, la autora principal del estudio, la doctora Juliana Kling, tiene algunas ideas.

Sabemos que dormir es realmente importante para nuestro funcionamiento, en genetal”, dijo Kling. “La falta de sueño, muchas veces, conduce a la dificultad con la concentración junto con otras ramificaciones. Mucha actividad sexual se encuentra en el cerebro y si no estamos alerta y no podemos centrarnos, eso podría ayudar a explicar algunos de los hallazgos”, recoge ‘Today‘.

Dormir conduce al sexo

Los estudios en mujeres más jóvenes parecen respaldar esta teoría. “Un estudio con mujeres saludables en edad universitaria descubrió que el número de horas que dormía por la noche estaba relacionado con el nivel de deseo sexual que tenían al día siguiente”, dijo Kling. Y esta premisa continúa mientras la mujer va madurando.

La mayoría de las mujeres en el estudio, 60%, aseguró que conseguía dormir unas 7-8 horas cada noche, por ello no sorprende que el 56% de las entrevistadas dijo que estaba “algo o muy satisfecha” con su actividad sexual actual. Entre las que dormían menos, el sexo era más raro y menos satisfactorio.

La conclusión, dijo Kling, es que “los hallazgos realmente sugieren que tener calidad y cantidad de sueño es importante en el desempeño sexual. Debemos asegurarnos de que estamos valorando esos factores y otros hábitos saludables, y no solo de los ginecológicos. Debemos tener perspectiva”.

Los nuevos hallazgos hacen que Phyllis Zee, profesora de Neurología y directora del Centro de Medicina Circadiana y del Sueño en la Universidad Northwestern, se pregunte: “Si pudiéramos priorizar y mejorar el sueño en las mujeres, particularmente en aquellas que son perimenopáusicas y posmenopáusicas, ¿podríamos mejorar también su vida sexual? Desde un punto de vista clínico, me hace replantearme cosas nuevas que nunca antes había pensado”, asegura.

El sueño, relacionado con la salud

Estos hallazgos se pueden agregar a la creciente lista de razones por las que debemos priorizar el sueño, pues su falta está relacionada con todo tipo de problemas, desde accidentes de tráfico hasta enfermedades de salud mental. Además, puede aumentar el riesgo de padecer obesidad (la privación del sueño reduce su fuerza de voluntad y dispara las hormonas del hambre), enfermedades cardíacas, diabetes y subir la presión arterial.

En nuestro país, más 4 millones de españoles sufre insomnio crónico, y el 25-35% de la población adulta duerme mal de forma transitoria, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Vía ACV

Deja un comentario