5 grandes mitos sobre el sexo, desmontados por fin por una experta

Hay mucho desconocimiento en torno al sexo, y más ahora con internet, donde los bulos se multiplican. Aunque en los últimos años las investigaciones sobre el sexo han avanzado una barbaridad, y cada vez estamos más culturizados sobre el tema, hay afirmaciones completamente falsas que seguimos dando por buenas, aunque fueron desmentidas hace mucho tiempo por la ciencia.

En un esfuerzo por distinguir los bulos de las realidades, la sexóloga Nikki Goldstein ha decidido desmontar los mitos más usuales.

1) El placer sexual depende de la duración

¿Más tiempo es necesariamente mejor? ¿Más grande es aún mejor? Estos son factores que consideramos cuando se trata de la satisfacción sexual. “Para algunas personas, la duración importa y para otras no. Alrededor del 75% de los hombres encuestados por Prolong coincide en que la duración juega un papel importante en el sexo, mientras que el 43,2% de las mujeres dice que la duración es importante para ellas”, asegura Goldstein a ‘Femail‘.

“Sin embargo, muchas personas también buscan placer fuera del sexo. De hecho, el 49,2% de las mujeres encuestadas dice que se preocupa más por otros elementos como el juego sexual y el sexo oral que de las relaciones sexuales”, añade.

Si bien la duración no es el todo y el final, para algunas parejas puede ser un punto a resolver. Y si está afectando su relación, existen opciones para abordar el problema con profesionales.

2) Imitar al porno es bueno

A menudo vemos el porno como un modelo a seguir cuando se trata de sexo. Hay gente que piensa que si copia lo que ve en la pantalla, su satisfacción aumentará.

Pero la mencionada encuesta descubrió que el 22% de los hombres siente una sensación de inadecuación sobre cuánto tiempo duran los hombres en el porno. “Es que incluso los actores del cine X no tienen sexo en casa como lo hacen en las películas”, admite la experta.

La pornografía no pretende ser una guía de instrucción, simplemente es un entretenimiento más del sexo.

3) Las mujeres no quieren tanto sexo como ellos

Esta creencia a veces se debe a la sensación de que las mujeres son más difíciles de complacer en el dormitorio y, por lo tanto, no tienen los mismos deseos que los hombres.

“A menudo, lo que ocurre es que mujeres que no entienden lo que quieren, se aburren en la cama con su pareja o sienten esa presión social que les dice que no deberían tener tanto sexo como ellos, de lo contrario podrían ser tachadas de calificativos negativos”, añade Goldstein.

Durante décadas, las teorías evolutivas clásicas han apuntalado la visión tradicional de los roles sexuales de hombres y mujeres. Según estas el hombre tiende más a la poligamia como estrategia para asegurar su descendencia, mientras que las mujeres son monógamas por naturaleza para salvaguardar la crianza de los niños. Pero numerosos estudios científicos han demostrado que esto es falso, un mito que se ha perpetuado demasiado tiempo, reprimiendo la sexualidad de las mujeres.

4) Ellos son responsables del placer de ellas

El 31% de los hombres piensan que “las mujeres son difíciles de complacer cuando se trata de sexo“. “Se suele criar a las mujeres para que crean que le corresponde a un hombre darle placer sexual, pero no se hacen cargo de sus propios deseos, necesidades y satisfacción”, dice.

“Esto no solo ejerce mucha presión sobre un hombre, sino que tampoco permite que las mujeres tomen el control de lo que quieren en el dormitorio”.

5) Ambos sexos tienen un pico sexual

Somos una sociedad que está conectada a estadísticas y números cuando se trata de sexo. Pero ¿qué significa tener un pico sexual? “A medida que envejecemos, conocemos mejor nuestro cuerpo y comprendemos qué nos excita“, explica la experta, y añade: “A medida que envejecemos, el sexo puede no ser tan frecuente o enérgico, pero podría ser más satisfactorio”.

De hecho, es habitual escuchar que las mujeres alcanzan su plenitud sexual pasados los 30, más tarde que la mayoría de los hombres. Pero esto es algo bastante incierto. Para empezar ¿qué es la plenitud sexual? Se trata de un concepto tan utilizado como ambiguo. ¿Es la plenitud hacer más el amor o hacerlo mejor? ¿Es hacerlo con más gente o hacerlo con la misma persona?

Todavía somos una sociedad que no habla abiertamente sobre el sexo ni en medios ni entre nosotros.

Vía ACV

Deja un comentario