Red Sexonet

Hablemos de sexo

  • En esta web, como su nombre indica, hablamos de sexo y publicamos fotos eróticas.
  • Aunque NO es un sitio de porno, no recomendamos su lectura a menores de edad ni personas con sensibilidad negativa a estos temas.
  • En esta web, como su nombre indica, hablamos de sexo y publicamos fotos eróticas.
  • Aunque NO es un sitio de porno, no recomendamos su lectura a menores de edad ni personas con sensibilidad negativa a estos temas.
Tendencias

El caso de la asfixia erótica que ha costado la vida a una turista estadounidense

La tarde de este lunes se decretó el encarcelamiento de un turista estadounidense que el pasado fin de semana fue detenido por la Policía Nacional en Málaga como presunto autor del homicidio imprudente de su esposa mientras realizaban “prácticas sexuales extremas”. Un fatal desenlace supuestamente provocado por una asfixia erótica, según informaron a El Confidencial distintas fuentes, que añadieron que la fallecida no se recuperó tras perder la conciencia.

Las citadas fuentes explicaron que fue el hombre el que dio la voz de alarma, aunque los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para reanimar a su mujer. La asfixia erótica, presuntamente, fue realizada con las manos. Aunque en la inspección ocular llamaron la atención objetos como un cinturón.

Un experto consultado por este periódico explicó que una persona asfixiada puede recuperar la consciencia, y sin secuelas graves, hasta tres minutos después de cortarse el suministro de oxígeno al cuerpo. Si se sobrepasa ese límite, las posibilidades de reanimación se complican. Y una vez superados los cinco minutos, los daños neuronales pueden ser irreversibles.

En el BDSM —bondage; disciplina y dominación; sumisión y sadismo; y masoquismo—, los participantes suelen pactar una palabra de seguridad que pronuncian cuando la integridad de alguno corre riesgo. Pero en la asfixia erótica es más complejo este recurso de prevención porque la parte asfixiada está próxima o pierde el conocimiento y no puede hablar ni hacer un gesto previamente pactado.

Conocida también como hipoxifilia o asfixiofilia, esta práctica consiste en impedir la respiración propia o de la pareja durante el acto sexual. Para ello se obstruyen las vías respiratorias —con las manos, cinturones, gorros de látex…— con el objetivo de aumentar la excitación y —supuestamente— y prolongar el orgasmo.

La pareja —él, de 50 años; y ella, de 43— se encontraba alojada en un apartamento turístico de alto standing ubicado en el centro de la capital y tenía previsto pasar varios días de vacaciones en la ciudad. Ambos son estadounidenses.

Los hechos se conocieron la madrugada del sábado y fuentes policiales señalaron sobre el suceso que se produjo en la “esfera íntima” de la pareja y durante una práctica sexual “extrema”.

El esposo, que fue detenido por un supuesto delito de homicidio imprudente, fue trasladado este lunes a sede judicial tras permanecer desde el sábado en dependencias de la Comisaría Provincial. Bien entrada la tarde se conoció la resolución del Juzgado de Instrucción Número 9 de Málaga, en funciones de guardia: “Ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza”.

El Tribunal de Justicia de Andalucía (TSJA) informó de que, en principio, el hombre es investigado judicialmente por un delito de homicidio. El citado juzgado se va a inhibir en favor del de Violencia sobre la Mujer, que será quien haga cargo de la causa.

Almoguera. Málaga