Red Sexonet

Hablemos de sexo

  • En esta web, como su nombre indica, hablamos de sexo y publicamos fotos eróticas.
  • Aunque NO es un sitio de porno, no recomendamos su lectura a menores de edad ni personas con sensibilidad negativa a estos temas.
  • En esta web, como su nombre indica, hablamos de sexo y publicamos fotos eróticas.
  • Aunque NO es un sitio de porno, no recomendamos su lectura a menores de edad ni personas con sensibilidad negativa a estos temas.
Sexo

¿Por qué algunas personas tienen tantas ganas de sexo durante la resaca?

Llegas a casa después de haber tomado unas cuantas copas. Te vas a la cama con lo puesto. Duermes poco y mal por culpa de esos efectos de la resaca que ya empieza a asomar. Y, finalmente, a pesar de sentirte como un despojo, te levantas de la cama con un calentón terrible. No te importa si a solas o en compañía, pero tienes unas ganas de sexo enormes. Estás teniendo un aumento de excitación sexual por resaca.

Si alguna vez te ha pasado esto, no creas que eres una persona rara. La relación entre la excitación sexual y la resaca es algo bastante común, aunque no muy estudiado. Parece ser más habitual en hombres, pero también se ha documentado en mujeres. De hecho, hay una explicación tanto para unos como para otras.

No es aplicable a todo el mundo. Lo único que quieren algunas personas cuando tienen resaca es dormir y beber agua. Pero sí que es cierto que el tema de la excitación es tan frecuente que vale la pena conocer cuáles son los motivos. Y es que, como siempre, se trata de nuestro cerebro manipulándonos.

Sexo, alcohol y no necesariamente rock and roll

No hay muchos estudios que analicen la relación entre la excitación sexual y la resaca. En cambio, sí que hay bastantes que observan cómo se vinculan el consumo de alcohol y el sexo. Concretamente, cuando bebemos alcohol se elevan en nuestro organismo los niveles de muchas hormonas y neurotransmisores relacionadas con la desinhibición y el placer. Es, por ejemplo, el caso de la dopamina, la serotonina y las endorfinas.

Esto aumenta las ganas de tener sexo y la impulsividad, por lo que es más fácil que alguien se decida a tener una relación sexual que quizás se habría planteado de otra forma estando sobrio.

En 2008, un equipo de científicos de la Universidad de Washington y el Instituto Kinsey llevó a cabo un estudio dirigido a analizar mejor los efectos de este cóctel hormonal. Para ello, se contó con la participación de 78 hombres sanos a los que se administró una dosis controlada de alcohol. A continuación, se les hizo ver unos vídeos pornográficos mientras se analizaban sus niveles de excitación mediante pletismografía del pene. Esta es una técnica que mide el flujo sanguíneo del pene, con el fin de estudiar su capacidad de erección.

Se comprobó que, cuando habían bebido alcohol, los voluntarios tenían más dificultad para controlar la erección ante estímulos sexuales. Esto ocurría mientras que quedase alcohol en sangre, por lo que podría mantenerse durante la resaca.

¿Qué pasa con la excitación sexual y la resaca?

La resaca es básicamente el efecto de una intoxicación causada por el alcohol. Por eso, si aún queda algo de alcohol en sangre, pueden mantenerse efectos como la dificultad para controlar la erección en el caso de personas con pene.

No obstante, ese no es el único motivo por el que aumenta la excitación sexual con la resaca. Según explicó al Daily Mail la neuropsicóloga Sanam Hafeez, se trata también de una cuestión de dopamina. Este neurotransmisor está muy vinculado con los sistemas de recompensa cerebrales. Es decir, se genera ante situaciones que son evolutivamente beneficiosas y nos produce placer, para que queramos repetirlas más veces. Ocurre por ejemplo con el sexo o cuando comemos alimentos muy calóricos, que nos aportan mucha energía.

Lamentablemente, las drogas, como el alcohol, también activan los sistemas de recompensa. Cuando bebemos, tenemos un chute de dopamina inmenso, que se va disipando con el paso de las horas. Esto genera una especie de abstinencia, que lleva a nuestro cerebro a provocarnos la necesidad de buscar más. Y puesto que el sexo es una gran generador de dopamina, la inducción de una mayor excitación sexual es la estrategia perfecta.

Además, el sexo libera hormonas que ayudan a reducir el dolor, por lo que un orgasmo puede ser perfecto para solucionar el dolor de cabeza asociado a lal resaca.

También es una cuestión de testosterona

La testosterona se considera una hormona masculina, por generarse sobre todo en los testículos, pero quienes no tienen testículos también pueden generarla en menor medida a través de las glándulas suprarrenales y los ovarios. Se ha visto que, precisamente, el alcohol induce una mayor síntesis de testosterona ovárica. Dado que la testosterona está relacionada con la libido, en esos casos también se puede relacionar la excitación sexual con la resaca.

En definitiva, no le ocurre a todo el mundo, pero tampoco es algo raro. La excitación sexual por resaca está a la orden del día. Lo bueno es que, para experimentar sus beneficios, basta con la masturbación. Si sientes esa necesidad irrefrenable después de una noche de copas, no necesitas a nadie para darte el gusto.